Escucha esta nota aquí

La dirigencia del Comité pro Santa Cruz busca que el paro cívico departamental, convocado para el próximo martes 9, se convierta en una fiesta, pero sin alcohol. El presidente del comité, Luis Fernando Camacho, se aseguró ayer la participación de más de 200 fraternidades y también de la Asociación de Comparsas Carnavaleras, para exigir la renuncia de los vocales del Tribunal Supremo Electoral por irrespetar los resultados del 21 F y habilitar al binomio del MAS, Evo Morales y Álvaro García Linera.

En contrapartida, los representantes de los sectores transportista y de gremiales se encuentran divididos entre oficialistas y opositores, a pesar de que Camacho afirmó que este movimiento tiene el respaldo de todos los sectores. “Hacemos el llamado a los ciudadanos de acatar el paro en forma pacífica, sin extremos, sin alcohol, solo con el objetivo de hacer respetar nuestro voto y exigir la renuncia de un Tribunal Supremo Electoral que busca forzar la reelección presidencial”, dijo.

El presidente de las Fraternidades Cruceñas, Stello Cochamanidis, manifestó que están en coordinación con la Asociación de Comparsas Carnavaleras, con las juntas vecinales y otras instituciones para definir las estrategias. “Siempre la gente del MAS trata de ponernos trabas, pero la ley garantiza este tipo de protesta y estaremos firme sin ningún tipo de violencia”, indicó.

Acatarán de forma parcial

El dirigente del transporte y asambleísta departamental por el MAS, Roger González, adelantó que este viernes la Federación 16 de Noviembre se reunirá en un ampliado, de la que participarán afiliados del transporte urbano e interprovincial. “Las provincias han dicho que no acatarán porque este paro es netamente político”, enfatizó.

Sin embargo, hay otro sector del transporte que no trabajará, pero según González, es una minoría porque su organización aglutina a 120 asociaciones en todo el departamento, mientras que en la ciudad tienen cuatro sindicatos que mueven el 85% de todas las líneas del transporte urbano.

También dijo que pedirá garantías a la Policía y al Ministerio Público, porque tampoco están dispuestos a salir y exponerse a que dañen sus vehículos.

Por su lado, el dirigente Carlos Mamani dijo que los taxis y radiotaxis que forman parte de su organización que, según él son unos 60.000, respaldarán el paro al igual que el sector del transporte urbano de micros que dirige Aldo Terrazas. Para Mamani, la Federación de González solo aglutina el 10% del transporte urbano.

Por su lado, Roger Labardens, ejecutivo de la Federación de Comercio Minorista, dijo que junto a otros dirigentes del sector resolvieron que los nuevos mercados Los Pozos, Plan Tres Mil y El Abasto no pueden cerrar para evitar perder los clientes que han ganado. Los demás municipales y los antiguos cierran sus puestos.

Tags

Comentarios