Escucha esta nota aquí

El conflicto entre Chuquisaca y Santa Cruz por el megacampo Incahuasi dejó a los chuquisaqueños, que hoy celebran el 209.º aniversario del Primer Grito Libertario de América Latina, sumidos en la división y “castigados” sin ninguna alternativa de respuesta del Gobierno a sus demandas; solo anuncios de que en el próximo mes, el presidente Evo Morales entregará obras en las provincias y sobre la posibilidad de una futura inversión en exploración en la región en busca de recursos gasíferos.

Así las cosas, ayer fue el desfile escolar y hoy rendirán homenaje algunas instituciones públicas por el frontis de la Casa de la Libertad; posteriormente, las instituciones afiliadas al Comité Cívico protagonizarán una marcha de protesta por el mismo lugar con banderas y con crespones negros con una sola consigna: “Chuquisaca no tiene nada que celebrar”.

El anuncio de la Gobernación de una demanda penal por las agresiones que recibió el gobernador Esteban Urquizu acusa como autor al presidente cívico Rodrigo Echalar; ese hecho caldeó los ánimos y el dirigente de la Central Obrera Departamental (COD), Carlos Salazar, advirtió que así se podrían generar más conflictos.

“Jamás hemos convocado a la violencia en la reunión con el gobernador, creo que debería juzgarse de manera transparente y encontrarse a los verdaderos responsables”, reprochó Salazar.

Por otro lado, la Federación de Campesinos de Chuquisaca protagonizó ayer una marcha de desagravio por los hechos de “racismo” del 24 de mayo de 2008 y exigió justicia al Tribunal Supremo de Justicia, que se pronuncie en un recurso de casación a la sentencia de siete años y medio de prisión para los exdirigentes del Comité por la capitalidad. /WZ

Tags

Comentarios