Escucha esta nota aquí

Al igual que en la sede de Gobierno, miles de personas se dieron cita este jueves en la plaza de Las Banderas en Cochabamba, donde se llevó a cabo el Cabildo convocado por el Consejo Nacional de la Democracia (Conade). Se ratificó el juicio de responsabilidades contra Evo Morales, que minutos antes se había aprobado en el Cabildo de La Paz, donde también se decidió expulsar al MAS en caso de ganar los comicios.  

El Cabildo en ‘defensa de la democracia y las áreas protegidas’ en Cochabamba comenzó pasadas las 19:30. Los asistentes ondeaban banderas bolivianas y mostraban pancartas alusivas a la democracia, en un acto que se destacó por la gran convocatoria.

La primera consulta estuvo relacionada al respeto de los resultados del referéndum 21 de febrero de 2016. Los asistentes aprobaron exigir la renuncia en las elecciones del binomio del MAS, conformado por Evo Morales y Álvaro García Linera, por considerarlo ilegal.

La segunda consulta aprobada, es un juicio de responsabilidades a Evo Morales, que se llevaría a cabo por varios delitos, como violar la Constitución Política del Estado, ecocidio, destrucción de la Madre Tierra y atentado contra la salud pública.

Los incendios también motivaron preguntas. Se aprobó una declaratoria de desastre nacional, con la obligación de restaurar y cuidar las áreas protegidas afectadas por el fuego.

En este punto se abordó de manera específica la problemática del Parque Nacional Tunari. Se decidió conformar un equipo de trabajo para la recuperación de esta área protegida y para procesar a los autores de los incendios. Además, el Cabildo se solidarizó con los pedidos de Potosí, que reclaman entre otras cosas, mayores regalías por la explotación del litio.

La cuarta consulta aprobó que el 10% del presupuesto del Estado esté destinado al sector salud, además de un sistema tributario justo.

En otra pregunta, se resolvió que los jurados de mesa de las Elecciones Generales, deben declarar nula toda papeleta de sufragio que tenga marcada la opción del MAS como voto.

Finalmente, en caso de comprobarse el fraude electoral y dar por ganador el binomio del MAS, se resolvió convocar a las Fuerzas Armadas, a la Policía y a todas las instituciones estatales para expulsar del Palacio de Gobierno a los transgresores de las leyes.