Escucha esta nota aquí

Paro los opositores, que man­tienen una protesta en las ca­pitales de departamento ya no es suficiente la segunda vuelta electoral, ahora hablan de anu­lar todo el proceso electoral, luego de que el ingeniero Edgar Villegas demostrara que varias actas fueron manipuladas.

El rector y miembro del Co­mité de Defensa de la Demo­cracia, Waldo Albarracín, dijo que “dada la realidad del frau­de electoral” denunciado por la oposición, el Conade “exige la anulación de las elecciones”, además de la formación de un nuevo tribunal electoral, “esta vez imparcial”.

Albarracín, adelantó que como entidad universitaria presentarán una querella pe­nal contra todos los vocales del TSE, pero no por delitos electo­rales, si no por delitos penales.

“Aquí se configuran al menos tres delitos, falsedad material, falsedad ideológica y uso de instrumento falsificado y hay que revisar los delitos electo­rales”, remarcó.

Acuerdan términos

Un trabajo acelerado de acuer­dos sobre los términos de la auditoría al recuento de votos se realiza en la sede de la Orga­nización de Estados Americanos (OEA) en Washington, luego que se analizara toda la informa­ción que llevaron las autoridades del Órgano Ejecutivo ante ese orga­nismo multilateral, informó ayer el Viceministro de Comercio Exterior e Integración, Benjamín Blanco.

“Se debe negociar quiénes for­marán parte de la misión, se tiene que ver en los siguientes días, se está trabajando en eso, ojalá po­damos tener el acuerdo para que la misión venga, también que se sumen otros organismos.

El pro­pio presidente (Evo Morales) fue claro en convocar a los organis­mos que tengan interés en hacer­lo, ya sea la UE o los que tengan interés en formar parte de la au­ditoria, ya hemos ofrecido la in­formación que está a disposición para hacer las revisiones”, dijo ayer la autoridad en una entrevista en los medios gubernamentales.

El viernes, los ministros de Jus­ticia, Héctor Arce, y el canciller Diego Pary comparecieron en la sesión extraordinaria de la OEA y defendieron el trabajo del TSE; en esa audiencia las autoridades bolivianas aseguraron que no hay ninguna posibilidad de realizar un fraude electoral por el carácter manual de la verificación de datos.

Precisamente la resolución de la Coordinadora Departamental por el Cambio (Codecam) de Co­chabamba, junto con otras cuatro organizaciones afines al Gobier­no, como los cocaleros del tró­pico de Cochabamba, emitieron una resolución en la que “exigen” la auditoría al recuento de votos y anuncian movilizaciones para asfixiar a las ciudades.

“Exigimos una auditoria electo­ral de la votación de las elecciones generales del 20 de octubre del año en curso, con la participa­ción de las autoridades electora­les, organismos internacionales, cancilleres de países con repre­sentación equilibrada a objeto de verificar, acta por acta, si hubo o no fraude como medida de paci­ficación en todo el país”, señala el primer punto del documento de los cocaleros.

El viceministro Blanco explicó que la OEA destinó una misión para la elaboración del padrón biométrico en 2009 con asistencia técnica y recomendaciones.