Escucha esta nota aquí

Cuatro de los ocho candidatos presidenciables que están en carrera electoral estuvieron ayer en la capital cruceña para participar y respaldar el paro cívico departamental, convocado por el Comité pro Santa Cruz para exigir la renuncia de los vocales del Tribunal Supremo Electoral (TSE) y el respeto a los resultados del referéndum del 21-F. La medida fue rechazada por los opositores Félix Patzi e Israel Rodríguez, por considerar que la protesta tiene fines partidarios.

Carlos Mesa, de Comunidad Ciudadana (CC); Víctor Hugo Cárdenas, de Unidad Cívica Solidaridad (UCS); Óscar Ortiz, de Bolivia Dice No, y Ruth Nina, de Partido de Acción Nacional Boliviano (Pan-Bol), estuvieron desde la medianoche a los pies del Cristo para acompañar el inicio del paro cívico departamental. Mesa destacó en EL DEBER Radio la contundencia del paro que, a su criterio, permite establecer una línea de denuncia contra los vocales del Órgano Electoral.

“La contundencia de la medida muestra la convicción ciudadana y la conciencia colectiva de los cruceños, que entienden que el hecho de sacrificar un día de trabajo lo vale desde el punto de vista de los valores y por los derechos democráticos y en repudio al autoritarismo del Gobierno”, destacó el candidato.

El expresidente manifestó que “este paro tiene un objetivo político, pero no un fin político partidario, como pretende hacer ver el oficialismo, porque se trata de una acción de la ciudadanía que busca tener elecciones libres, transparentes y que, además, no estén protagonizadas por candidatos ilegales (haciendo referencia a Evo Morales y Álvaro García Linera) como parte de este proceso democrático”, declaró el presidenciable de CC. Por su parte, Víctor Hugo Cárdenas, de UCS, considera que el paro cruceño es una medida que muestra la voluntad y la decisión democrática del pueblo cruceño.

“Desde la medianoche había puntos de bloqueo en las diferentes esquinas de la ciudad, sobre todo tomadas por jóvenes, lo que muestra una posición firme y de unidad para exigir el cambio del TSE que solo cuida los intereses del MAS”, declaró Cárdenas. Según el candidato por UCS, la medida puede replicarse en otros departamentos y así lograr la renuncia de los vocales del TSE, para evitar la postulación ilegal del binomio oficialista, insistió Cárdenas.

En la misma línea, Óscar Ortiz, candidato a la Presidencia por la alianza de Bolivia Dice No, indicó que el paro es la demostración cívico ciudadana que demanda el respeto de la democracia y el Estado de derecho.

“Como siempre, hemos estado a la altura de nuestro pueblo y tenemos que continuar, porque defendiendo el 21-F, defendemos la democracia, apoyamos la renuncia de los vocales, que no han hecho respetar la Constitución Política del Estado ni el voto del pueblo burlándose de la democracia”, dijo Ortiz, que ayer viajó a Brasil.

La candidata presidencial de Pan-Bol, Ruth Nina, participó en varias actividades del paro, al que calificó como contundente. Nina cuestionó a los oficialistas que califican la medida como política. “No es político, porque defender el voto del 21-F y a la democracia no es hacer política, quiero que se respete mi voto y la decisión de todos los ciudadanos que dijimos No a la repostulación de Evo Morales”, afirmó. Asimismo, el candidato a la presidencia por el MNR, Virginio Lema, manifestó su apoyo a la medida convocada por el Comité Pro Santa Cruz, pero no pudo estar presente en el departamento debido a compromisos en el Chaco tarijeño.

En desacuerdo

El Movimiento Tercer Sistema (MTS), de Félix Patzi, y el Frente Para la Victoria (FPV), de Israel Rodríguez, no respaldan la movilización. Creen que detrás de las demandas del movimiento cívico cruceño existen fines políticos partidarios para respaldar candidaturas de la derecha. “La lucha por el 21-F ha sido cooptada y capitalizada por partidos políticos de derecha, pedir a estas alturas la renuncia de los vocales del TSE pone en riesgo la realización de las elecciones de octubre”, apuntó Pelacio Tapipaco, vocero del MTS.

Oficialistas

La presidenta de la Cámara de Senadores, Adriana Salvatierra (MAS), criticó la movilización. “Es una medida alejada de las funciones de líderes cívicos, que en vez de buscar el desarrollo de los cruceños, ponen en riesgo la proactividad del departamento, con el afán de posicionarse en el panorama político de manera personal”. El presidente de la Brigada Parlamentaria Cruceña y diputado, Édgar Montaño (MAS), también lamentó que se hayan instalado los puntos de bloqueo porque, en su criterio, estos impiden el paso de ciudadanos para que ejerzan su derecho al trabajo y a la libre circulación.

Tags

Comentarios