Escucha esta nota aquí

La Policía Forestal y Preservación del Medio Ambiente (Pofoma) realizó operativos del 2 al 4 de agosto en el municipio de Copacabana en La Paz, donde decomisaron siete quirquinchos muertos y varias llamas disecadas que iban a ser utilizadas en rituales a la Virgen de Copacabana.

“Mucha gente llega desde Perú para participar de una celebración dedicándole ofrendas a la Virgen de Copacabana”, explicó Walter Andrade director de Pofoma en La Paz, a través de las redes sociales.

La autoridad destacó que en total fueron decomisados siete quirquinchos valuados en cerca de Bs 2.500 cada uno. Además, de varias llamas que ya estaban disecadas y listas para ser utilizadas en las mesas de ofrenda.

De manera complementaria, la Pofoma realizó operativos que permitieron apagar al menos 83 fogatas en esas celebraciones.

“A pesar de ello el ambiente estaba muy pesado. Los bolivianos tienen responsabilidad en la venta de insumos para el encendido de fogatas”, destacó Andrade.

También te puede interesar:

Comentarios