Escucha esta nota aquí

David Tezanos posesionó hoy a la activista de la comunidad LGBT, Tamara Núñez del Prado y al de la comunidad afroboliviana, Juan Carlos Ballivián, como defensores del Pueblo adjuntos. Ambos, tras su designación, se mostraron simpatizantes del proceso de cambio, pero pusieron en relieve la ideología antes del partido político que lo lleva adelante, el MAS.

El Defensor del Pueblo, al presentarlos, destacó que ambos libraron una “lucha histórica” por sus comunidades. Núñez del Prado fue parte de la Asamblea Permanente de Derechos Humanos, integró el Instituto de Terapia e Investigación que trabaja contra la tortura y violencia de Estado, en Aldeas Infantiles SOS, estudió derecho y se especializó en DDHH, en Buenos Aires, Argentina.

Trabajó también en la resolución de conflictos para el Ministerio de Desarrollo Productivo. La activista celebró su designación, al señalar que “por fin me reconocen el trabajo que llevo adelante desde 1998. Por ser exfuncionaria pública se le preguntó si tiene alguna afinidad con el partido oficialista y el proceso de cambio. “Yo siempre estuve a favor del proceso de cambio, no soy militante del MAS, vengo de una familia tradicionalmente revolucionaria, que es lo que quisiera que ustedes enfaticen. No es un tema si eres del MAS o no, tiene que ver con la capacitación que se tiene en derechos humanos y todos los socialistas y comunistas lo somos”, respondió.

Por su parte, Ballivián Vásquez comenzó a los 14 años, cuando considera que se descubrió a la comunidad afroboliviana a través del movimiento cultural de la saya. Fue miembro activo de ese grupo desde muy joven y el 2001 fue gestor del primer congreso nacional Afroboliviano, “desde ahí proyectamos los temas de derechos de la comunidad”, señala.

Se tituló como ingeniero agrónomo y tras obtener su título trabajó en la Oficina del Alto Comisionado para los Derechos Humanos, de la ONU, con un proyecto regional. Luego, con el ingreso al Gobierno de Evo Morales, gestó la conformación de una asociación nacional, “porque la situación de organización social cambió desde entonces y a partir de ello logramos incluir representantes en la Asamblea Legislativa. Estuve también en la discusión de la Ley contra el racismo y toda forma de discriminación”.

Los asambleístas afro que la comunidad logró incluir representaron al MAS, y él admite que “necesariamente, pero más que por partido, por la ideología. Sin embargo, hay una compañera de Tarija que no es del oficialismo y es afro. Yo diría que las opciones políticas no fueron una prioridad, sino los principios ideológicos”, acotó.

Se le preguntó si personalmente simpatiza con el proceso de cambio, y recalcó: “Más que el tema partidario es lo ideológico, creemos que desde la Defensoría del Pueblo, o cualquier espacio donde uno esté, hay que respetar las decisiones de las y los bolivianos, y ellos decidieron por un Estado Plurinacional, no importa quién esté en el Gobierno”, aunque señaló también que el MAS como partido “ha marcado la diferencia, como lo hizo en su momento el MNR. Hay mucho que sin duda quedará en la historia del país”.

El Defensor Tezanos, antes de cerrar el acto, explicó que aún resta un puesto de defensor adjunto “que será ocupado por una mujer, aún no se designó porque la persona que lo ocupaba está en vacaciones, estamos viendo los perfiles, queremos una persona con perfil feminista”, adelantó