Escucha esta nota aquí

El senador de Unidad Demócrata (UD) Yerko Núñez denunció ayer que a casi un año del compromiso de la empresa china Railway para mejorar la situación laboral de los trabajadores, hasta ahora no hubo resultados, y acusa a las autoridades nacionales de impunidad para extranjeros que incumplen las leyes laborales bolivianas.

“Es increíble la impunidad que tienen los chinos frente a los abusos laborales que han venido denunciando los trabajadores bolivianos, es por eso que ellos ya no aguantan más y declararon un nuevo paro; los chinos están pisoteando las leyes bolivianas en nuestra cara, ya es inaceptable”, expresó Núñez.

El sábado, los trabajadores de la empresa constructora China Railway Construction Corporation (CRCC) tomaron el campamento central Rosario y se declararon en paro indefinido por los supuestos abusos laborales cometidos por ejecutivos de la firma asiática que está a cargo de la construcción de la carretera Rurrenabaque-Riberalta.

En contraparte, el diputado Lino Cárdenas, de la comisión de Constitución, manifestó que el senador Núñez y su partido desde hace varios años se dieron a la tarea de generar un desprestigio por un carácter político a las empresas chinas. Dijo que estas denuncias deben seguir procedimientos enmarcados en las leyes y que acelerar estos procesos sería -al contrario- violentarlas.

“Un proceso dura al menos dos años en litigios laborales, por las impugnaciones. Eso ocurre con empresas chinas, bolivianas o estadounidense. La Constitución es igual para todos. No se puede acelerar porque sería violar las leyes”, aseguró Cárdenas.

Los trabajadores en paro enviaron una carta al ministro de Trabajo, Milton Gómez, para que se traslade al lugar y gestione una solución a sus demandas.

Comentarios