Escucha esta nota aquí

Una "actitud dictatorial", eso denunció Alfonso Ossandón, encargado de comunicación de la Unidad Educativa Carlos Arnaldo Condell en la Serena (Chile), establecimiento en el que se entregaron 45 ejemplares del Libro del Mar.

El funcionario acusó una "persecución", como en tiempos de dictadura de Augusto Pinochet, contra quienes tuvieron acceso o gestaron la entrega del texto que reúne los argumentos de Bolívia en su demanda marítima contra la vecina nación en La Haya.

Responsabilizó al Ministro del Interior y al canciller Heraldo Muñoz como responsables de la requisa y el operativo de inteligencia como parte de una investigación sobre la distribución del documento.

A su juicio se "persigue" a quienes tuvieron acceso al Libro del Mar, identificados mediante fotografías. Fue entrevistado por un fiscal corporativo, pese a que desde la vecina nación se informó que autoridades educativas investigarían lo que sucedido con la entrega del texto.

"Eso es una medida que, a quienes estamos haciendo educación, a quienes estamos propiciando un entendimiento, a quienes estamos propiciando una educación de paz e integración latinoamericana; no lo entendemos", dijo en entrevista con Patria Nueva.

El presidente Evo Morales, ante la polémica que despertó el documento en ese colegio chileno, sostuvo: "Doble moral: Gobierno de Chile dice respetar DDHH y libertad de expresión, pero censura a sus maestros y alumnos por leer el Libro del Mar"

Comentarios