Escucha esta nota aquí

A través de fuentes de las Fuerzas Armadas que pidieron el resguardo de su identidad, se constató del ingreso de unos 300 campesinos de ayllus de La Paz y del norte de Potosí y Oruro, al regimiento Ingavi, basado en la ciudad de El Alto de La Paz, con el fin de brindarle su apoyo al presidente Evo Morales tras la creciente ola de protestas que se extiende en por los menos cinco departamentos de Bolivia.

La comunicación interna señala que R.P.A., presuntamente funcionario del Ministerio de la Presidencia, es el que se encargó de la logística del traslado de los campesinos e ingreso a la unidad militar.

Se obtuvo el registro del paso de mineros a la plaza Murillo, pese a que un cordón policial restringía el acceso a la ciudadanía. La grabación de un video, alrededor de las 14:00 de este lunes, da cuenta de ello. Esto coincide con la información de fuentes de las Fuerzas Armadas que señalan que en el transcurso de la tarde, ingresaron mineros a Palacio.


Y a las 18:30 llegó hasta Palacio Quemado un camión con colchones, tal como muestra el video.

En contacto telefónico, el comandante del Ejército, Jorge Pastor Mendieta Ferrufino, negó tener información.

A la pregunta de si -tal como señala la comunicación interna- por orden suya habría ingresado esa cantidad de gente afín al Movimiento Al Socialismo (MAS) al Regimiento Ingavi IV de Caballería, respondió: "Mire, yo desconozco eso, tal vez usted tenga más información, no conozco nada de esa actividad", dando así por zanjado el tema.

Evo arropado por su gente en El Alto

Mientras la ciudad de La Paz vivía este lunes una intensa jornada de paro de actividades y marchas que denuncian fraude electoral, organizaciones afines con el partido de Gobierno se congregaban en El Alto para celebrar la victoria de Evo Morales en primera vuelta, esto luego de que el Tribunal Supremo Electoral (TSE) lo declarara ganador en medio de cuestionamientos por falta de transparencia.

La masiva concentración interrumpió el tráfico vehicular en El Alto y Evo fue arropado por sus seguidores, mientras en la ciudad de La Paz, en el campo ferial de Següencoma otra masiva concentración, convocada por el Consejo Nacional por la Democracia (Conade), se reunía para definir nuevas medidas de presión que exigen una segunda vuelta electoral.