Escucha esta nota aquí

Ni en los discursos hay tregua. Carlos Mesa, candidato a presidente por Comunidad Ciudadana, colgó de su Twitter un video en el que respondía a una publicación del periódico oficial Cambio, en el que se lo acusa de general violencia.

“Están tratando de responsabilizarme de supuestos actos de violencia, de un inventado golpe de Estado, estableciendo una relación inexistente entre nuestra decisión de compromiso democrático con la violencia...

Que quede totalmente claro, que la responsabilidad total de los hechos de violencia es del Gobierno que ha instruido a militantes del MAS a generar confrontaciones y hechos de violencia para buscar resultados que nadie desea. Solidarios con ustedes firme sin rendirme”, dijo.

Un par de horas más tarde, el vicepresidente Álvaro García Linera llamó a una conferencia de prensa en la que le exigió que reconozca su derrota electoral y lo tildó de ‘pirómano’ y ‘endeble’.

“Carlos Mesa es un mal perdedor, es un hombre que incita a la violencia, es un hombre que instruyó quemar ánforas, quemar cortes electorales e instruyó desconocer la voluntad del pueblo boliviano”, dijo García Linera. A esto se sumó un video del Ministerio de Comunicación, puesto como publicidad en Facebook, en el que se ligan las declaraciones de Mesa llamando a la resistencia al supuesto fraude, realizadas la noche del 21, con los incendios de los tribunales departamentales de Potosí y Chuquisaca que sucedieron pocas horas después.

“Carlos Mesa no solo va a pasar a la historia como el presidente más ambiguo, endeble, sino va a pasar a la historia como un presidente pirómano”, atacó García Linera.

Por la tarde, en contacto con el streaming de EL DEBER, Carlos Mesa salió al paso de las acusaciones. “Es otra falacia del vicepresidente”, aseguró el candidato, que reiteró que en ningún momento ha convocado a acciones violentas, sino a resistencia pacífica.

Consultado si es cierto que no acepta una auditoría de la OEA a los resultados, Mesa aseguró que lo único que discute es su vinculatoriedad al resultado de las elecciones. 

Dijo que es justamente el informe de esta institución el que anota irregularidades del Tribunal Supremo Electoral en la administración de las elecciones y es esta institución multilateral la que propuso la realización de una segunda vuelta. “Por supuesto que en ningún momento he rechazado ni puedo rechazar la auditoría de la OEA”, ratificó. Lo único que va a hacer es ratificar lo que ya sabemos, que se ha producido un gigantesco fraude”, agregó.

También se le consultó sobre el pedido del Conade y algunos de sus militantes a anular las elecciones. 

Aseguró que no es un pedido suyo, que con la Coordinadora de Defensa de la Democracia se ha rechazado los resultados oficiales del TSE, pero por considerarlos fraudulentos.

En ese sentido, aseguró que están en la línea de los pronunciamientos internacionales de la auditoría y de la segunda vuelta. Sobre los disturbios en La Paz, aseguró que la violencia fue causada por la militancia del MAS y que la ‘ciudadanía’ ha tenido que responder en defensa propia.