Escucha esta nota aquí

De acuerdo con las cifras preliminares que emitió el Tribunal Supremo Electoral (TSE), a través de la Transmisión de Resultados Electorales Preliminares (TREP), el MAS tendrá la supremacía en el departamento, pero perdió la hegemonía que tenía en La Paz y en términos globales, disminuyó su presencia del 65,61% de los votos que logró en 2014 al 52,31% de los votos que tiene hasta el momento. 

La Paz tiene 29 escaños en la Cámara Baja y cuatro senadores; de esos, el MAS obtuvo en 2014 23 diputados y cuatro senadores; ahora tiene, hasta el momento, 19 diputados y tres senadores. Los diputados que perdió están en las cuatro circunscripciones uninominales de la ciudad de La Paz (6, 7, 8, y 9) y, además, un senador se fue de las manos. 

El abogado especialista en temas electorales Paúl Antonio Coca dijo que la deficiente campaña que se realizó en la sede de Gobierno, principalmente, ocasionó la debacle masista. Según los datos de TREP, en la hoyada paceña, Comunidad Ciudadana (CC) obtiene el 49,27% de la preferencia electoral contra el 39,67% del MAS. Lo que le dio la victoria al MAS es el voto en El Alto y las provincias, por lo tanto el oficialismo tiene el 52,31% en todo el departamento, contra un 30,87% que logró CC y de ese modo tiene ocho diputados plurinominales; las 10 circunscripciones de El Alto y el área rural, además de la circunscripción especial del departamento; contra nueve diputados de CC y uno de PDC, que suman los 29 diputados. 

“Hasta la elección pasada solo la camiseta del MAS era peso suficiente para que los candidatos se sientan ganadores, hicieron el mismo ejercicio, pero ya se vio que en la ciudad existe un abierto rechazo no solo de la ciudadanía, sino de las familias de los funcionarios públicos”, explicó el abogado. Relató que los funcionarios tienen una familia y ellos vieron cómo el Gobierno obligaba a los funcionarios a aportar obligatoriamente, viajar a las concentraciones con el dinero propio y asistir a las convocatorias los fines de semana. 

De acuerdo con su percepción, eso minó en demasía la preferencia electoral. Coca observó las diferencias en la campaña electoral y dijo que fue muy diferente en la hoyada, El Alto y las provincias. 

El ministro de Defensa, Javier Zavaleta, es el responsable político de la ciudad; la ministra de Culturas, Wilma Alanoca, dirigió en El Alto y el ministro de Desarrollo Rural, César Cocarico, era responsable de provincias. El analista Ludwing Valverde afirmó que quedó patente el fuerte apoyo del alcalde de La Paz, Luis Revilla, al proyecto de Mesa; aunque luego dijo que la presencia del presidente sigue fuerte en la ciudad de El Alto y en el área rural donde ganó el MAS.