Escucha esta nota aquí

La segunda semana de paros y blo­queos en defensa del voto se inicia con un escenario de radicalización de posiciones.

Por un lado, el Go­bierno y los sectores sociales afines al MAS apostarán por cercar desde el martes a Santa Cruz y otras ciu­dades del país, en caso de que se mantengan los bloqueos en pro­testa por los resultados emitidos por el Órgano Electoral, considerados fraudulentos por la oposición y que conceden la victoria al presidente Evo Morales, con el 47,8% de los vo­tos, contra el 36,51% de Carlos Mesa, de Comunidad Ciudadana. 

El oficialismo también se la juega por iniciar la auditoría a los resulta­dos de la votación anunciada por la Organización de Estados America­nos (OEA).

Desde el lado de los cívicos, el pri­mer vicepresidente del Comité pro Santa Cruz, Rómulo Calvo, adelan­tó que las protestas se mantendrán en las calles, por segunda semana consecutiva, porque el pueblo no se dejará atemorizar con las amenazas del presidente Evo Morales ni con los dirigentes campesinos.

En Potosí, el vicepresidente del Comité Cívico Potosinista (Comcipo), Juan Carlos Manuel, sostuvo que la presión continuará hasta que el presidente Morales renuncie.

Además, anunció que los cívicos de Potosí, Oruro, Chu­quisaca y Tarija se movilizarán hasta la ciudad de La Paz para cercar el palacio de Gobierno.

Los políticos también cuestio­nan. Gustavo Pedraza, candidato a la Vicepresidencia por Comunidad Ciudadana, rechaza la auditoría de la OEA porque sería legalizar los resultados de los comicios en los que existen indicios de fraude.

Posiciones

El presidente Evo Morales apro­vechó un acto público en la loca­lidad de Vila Vila, en el municipio Mizque (Cochabamba), para ad­vertir que habrá cerco a las ciuda­des que rechazan los resultados de la elección general que conce­de una ventaja de más del 10% al MAS sobre Carlos Mesa.

“¡Están con el golpe de Estado, ni se imaginan ustedes compañe­ros dirigentes!.

Alerto desde Vila Vila a todo el pueblo boliviano, a todos los sectores sociales, quie­nes se preparan la próxima se­mana (han dicho) del martes no debe pasar, no debe pasar de esta semana, fuera Evo Morales dicen (los opositores)”, expresó el jefe de Estado ante un grupo de cam­pesinos que participó de un acto de entrega de un sistema de riego.

El mensaje del mandatario fue secundado por el dirigente de la Confederación Sindical Única de Trabajadores Campesinos de Bolivia (Csutcb), Jacinto He­rrera.

Afirmó, en conversación telefónica con EL DEBER, que el movimiento campesino decla­ró emergencia y establecieron plazo hasta el lunes (hoy), por la tarde, para que Santa Cruz levan­te el bloqueo. 

En caso de que no suspendan la medida, la capital cruceña será cercada a partir del martes a primera hora. La misma acción será aplicada en Cocha­bamba y en Potosí.

Según Herrera, los bloqueos perjudican a los propios vecinos y los más afectados son las personas pobres. 

“Hemos esperado pacien­temente, pero tampoco podemos soportar los extremos. Están libres en decidir lo que quieran, pero hay una intención oscura o personali­zada políticamente. Una auditoría demostrará si hay o no fraude”, se­ñaló el dirigente.

El candidato Carlos Mesa emi­tió un comunicado de prensa en el que deploró la amenaza del jefe de Estado de cercar las ciu­dades donde se realizan paros y bloqueos en defensa del voto. 

Aseguró que la gente no dejará de movilizarse “porque no tiene mie­do ni se dejará amedrentar por un Gobierno que pretende acallar las voces ciudadanas.

Además, Mesa aseguró que los ciudadanos buscarán evitar el segundo robo de las elecciones, como ocurrió con el referéndum del 21 de febrero de 2016.Por su lado, Rómulo Calvo, dijo que el mandatario busca generar incertidumbre y miedo en la po­blación, pero los ciudadanos están con su lucha en las calles para que se respete la voluntad popular. La Policía confirmó que, desde ayer en horas de la tarde, campe­sinos de Bulo Bulo (Cochabamba)afines al MAS iniciaron el primer bloqueo en el puente Ichilo en apoyo a Evo Morales.

La OEA

Sobre la auditoría habló el minis­tro de Justicia, Héctor Arce, que la semana pasada viajó a Estados Unidos para asistir a la sesión ex­traordinaria convocada por la OEA y para reunirse con el secretario ge­neral de la ONU, Antonio Guterres.

Arce aseguró ayer, en una entrevista concedida a medios oficialistas, que a partir de hoy (lunes) los representantes de la OEA deben establecer las bases de la auditoría, sustentada en la Constitución Política del Estado.

Lamentó que Carlos Mesa y Co­munidad Ciudadana no acepten la auditoría que será aplicada por un organismo independiente, como es la OEA, y que también cuenta con el aval de la ONU.

“Llama la atención que no exis­ten observaciones en ninguna de las mesas ni del cómputo departa­mental.

De dónde se puede hablar de fraude si todo esto se ha expli­cado y no se ha presentado ningún recurso, ninguna impugnación ni en las mesas ni en los tribunales electorales. Es un discurso falaz que busca enfrentamiento entre los ciudadanos. 

La movilización (ciudadana) se sustenta sobre in­formaciones falsas porque no ha existido fraude”, insistió el ministro.

Consultado, Gustavo Pedraza reiteró que la auditoría que pre­tende impulsar el Gobierno con el apoyo de la OEA es un mecanis­mo para legitimar el fraude.

 “Insisten (en el oficialismo) con que han ganado las eleccio­nes cuando todo el pueblo sabe que no es así. Esta auditoría debió realizarse antes de que el Órgano Electoral declarara a un ganador.

Cómo se puede confiar en una auditoría cuando Evo se declaró ganador. Está en concertación con el Gobierno y no tiene sen­tido vinculante”, afirmó Pedraza.

El vicepresidenciable calificó de ridícula la petición del minis­tro Arce, en sentido de presentar una denuncia de fraude.

 “Ante quién vamos a denunciar si ellos controlan todo. Si presentamos la demanda ante el TSE no darán la razón, tampoco en el Órgano Judicial, ellos (el oficialismo) controlan todo. No tiene sentido presentar demandas”.

MAESTROS URBANOS DE LA PAZ IRÁN A PARO DE 24 HORAS; EN EL EJECUTIVO DICEN QUE DEBEN CUMPLIR CALENDARIO

 El ejecutivo de la Federación de Maestros Urbanos de La Paz, Leandro Mamani, informó ayer que el magisterio irá a un paro de 24 horas con movilizaciones y suspen­sión de clases en La Paz, El Alto y las provincias. La medida se cum­plirá con una previa concentración en la Casa Social del Maestro.

“Mañana (por hoy) estaremos concentrándonos a partir de las 9:00 en la Casa Social del Maestro porque el paro tiene la característi­ca de ser movilizado y no solamen­te con la suspensión de activida­des escolares. 

Tenemos que hacer escuchar que ha llegado la hora de que Evo Morales debe irse a su casa y dejar de perpetuarse en la silla presidencial”, dijo Mamani.

El sector del magisterio paceño considera que hay varios aspectos que no fueron atendidos por el ac­tual Gobierno y por esa razón pe­dirán que Morales deje la silla pre­sidencial y respete el voto. Para cumplir el objetivo llamó a todas las células sindicales a cumplir la medida disciplinadamente.

En respuesta, el viceministro de Educación Regular, Valentín Roca, recordó que las unidades educa­tivas que suspendan sus labores deberán replantear el calendario escolar para cumplir con las 200 jornadas que establece la norma.

Aclaró que la compensación de las labores suspendidas no puede ser cubierta en horas extras o cla­ses los sábados. /ANF y ABI