Escucha esta nota aquí

El paro cívico departamental convocado por el Comité pro Santa Cruz para el martes 9 de julio, en defensa del voto ciudadano que dijo No a la reelección presidencial, cuenta con respaldo ciudadano en la capital cruceña. Así lo evidenció EL DEBER en una consulta directa a 87 personas en tres sectores de la ciudad y a otros 978 a través de la página web.

Entre los consultados, habían personas, en su mayoría jóvenes, que desconocía la medida, mientras que una cantidad menor rechaza la protesta.

De 25 personas consultadas de forma aleatoria en la plaza 24 de Septiembre, 17 manifestaron su respaldo a la medida. En ese grupo se encuentra Adriana, una joven que vive en el cuarto anillo, entre las avenidas Paraguá y Canal Cotoca, y quien adelantó que saldrá a la calle junto con sus vecinos para controlar que se cumpla la medida.

Entre los consultados, otras cinco personas señalaron que no estaban informadas, como fue el caso de Celia Sandóval, vecina del barrio Urubó, aunque al enterarse de las causas de la medida indicó que la respalda. Y por último, tres coincidieron que esta medida los perjudica en el trabajo, como explicó Melvy Rodríguez, que reside en la Villa Primero de Mayo.

Los jóvenes

El sondeo también fue aplicado en Cine Center. Fueron consultadas 25 personas, de las cuales 11 aseguraron que respaldan el paro, otros 10 desconocían la información, pero después se sumaron al apoyo, mientras que cuatro lo rechazaron, pero se reservaron sus razones.

La mayoría que respondió de forma positiva fueron personas mayores de 40 que estaban enterados de la lucha cívica, como ocurrió con Juan Carlos Gamboa, que señaló que se quedan en casa con la familia; Luzmila Quiroga, del barrio 24 de Septiembre, dijo que en su sector se organizan para bloquear el paso en la Radial 26.

El Plan Tres Mil

En la rotonda del Plan Tres Mil, por el sector del Obelisco, fueron consultadas 15 personas, de las cuales 11 rechazaron la medida porque no se sienten representados por el Comité pro Santa Cruz. Celso Gutiérrez dijo que trabajará con normalidad y, desde su punto de vista, el paro solo perjudicará la gente que necesita ganarse el pan del día. Según el consultado, la mayoría de los que tienen comercio en ese sector abrirán sus puestos, porque allí no acatan la medida. “Ellos (los cívicos) obligan a paralizar el transporte para que la gente no se pueda movilizar”, protestó.

De los entrevistados en el Obelisco, cuatro señalaron que no estaban enterado de esta protesta y que tampoco les interesaba saber el motivo.

Un poco más allá, en la plaza de El Mechero, fueron abordadas 22 personas, de las cuales 12 manifestaron su rechazo, uno de ellos justificó que este Gobierno da bienestar y otros, como Marcos Vargas, dijo que no apoya porque necesita trabajar. Él se dedica a lavar autos para llevar el sustento a su casa.

Marisela Moza fue una de las cinco personas que respondió que apoya el paro, pero dijo también que tiene cuatro hijos que mantener, por lo que no le despierta interés lo que hagan o dejen de hacer los políticos.

Rosa Montaño, del barrio 2 de Abril, del distrito 8, indicó que sus vecinos salen a participar de los bloqueos respaldando a los cívicos, pero reconoce que en ese sector hay un buen número que apoya al partido oficialista. Cuatro jóvenes respondieron que no estaban enterados del paro.

Mientras tanto, el Comité pro Santa Cruz se organiza con los sectores afines para hacer cumplir el paro cívico de este martes, entre ellos la Asociación Cruceña de Comparsas Carnavaleras, la Federación de Fraternidades y la Federación de Juntas Vecinales.

Tags

Comentarios