Escucha esta nota aquí

La renuncia de Antonio Costas al cargo de vicepresidente del Tribunal Supremo Electoral (TSE) hundió más la credibilidad del ente electoral. Al “desatino” de haber suspendido la Transmisión de Resultados Electorales Preliminares, argumentado por Costas para su renuncia, se contrapuso la palabra de la presidenta, María Eugenia Choque, quien dijo que sufren “acosos” y afirmó: “No hemos ocultado información alguna para que nos acusen de fraude”.

Esta situación es comparada por políticos y analistas como una de las peores de la historia electoral de Bolivia, el escándalo que se vivió en 1989 con la denominada “banda de los cuatro”, un grupo de vocales que favoreció al poder político de turno.

Roger Pando Viamontt, Mauro Cuéllar, Jorge Torrico Arguedas y Edmundo Arauz componían la “banda de los cuatro”. Estas personas asignaron de manera irregular escaños de senadores a favor de los extintos partidos Acción Democrática Nacionalista (ADN) y Movimiento de Izquierda Revolucionaria (MIR).

Además, por vez primera en la historia nacional, estos exvocales eligieron como legislador al tercero en votación y también habilitaron inconstitucionalmente al vicepresidente perteneciente a la segunda fórmula ganadora.

Paúl Antonio Coca, analista en temas electorales, consideró que este tribunal “no se parece en nada a la Corte Nacional Electoral (CNE) que administró procesos electorales de manera transparente desde 1991 hasta 2005, en donde nadie se quejaba de la administración de los comicios”.

Es más, el analista recuerda el fraude en las elecciones de 1978, cuando faltaron papeletas del partido vencido, que era la Unión Democrática Popular (UDP). No ve algo similar ahora, pero la suspensión de la publicación de la Transmisión de Resultados Electorales Preliminares (TREP) es un síntoma de que “algo va mal”.

Mientras, el senador opositor Arturo Murillo es más directo. Dijo que el trabajo de los actuales vocales es más “funesto” que el de la “banda de los cuatro”. El legislador acusó a los miembros del TSE de tener “reuniones secretas” con Evo Morales y por eso “ahora favorece al MAS”.

En ese panorama, las voces de distintos sectores propugnan una segunda vuelta electoral, pero con otros vocales del Tribunal Supremo Electoral.

ENTREVISTA

ANTONIO COSTAS / EXVOCAL TSE

11758.png ¿Cómo se explican los cambios en el TREP?

No cambian. Lo que pasa es que no se publican desde las 20:00 (del domingo) hasta el día siguiente. Y obviamente si hay un trabajo intenso de los operadores transcribiendo y verificando las actas, tiene que haber cambios. Siempre fuimos del criterio de que se debe publicar de manera permanente los resultados sin ningún tipo de saltos. Esos saltos son los que provocan la reacción de la población.

11761.png Entonces, ¿por qué se suspendió la publicación del TREP?

Desconozco, no lo sé. Yo no conversé con ellos y no comentaron el tema. No lo sé.

11764.png ¿Comparte la versión de la presidenta del TSE sobre la denuncia de que son acosados?

Claro, es verdad. No se puede hacer un cómputo normal con toda la gente afuera del lugar gritando y queriendo ingresar al hotel. Lo que dijo María Eugenia (Choque) es totalmente cierto. Se necesita trabajar tranquilo.

11767.png ¿Cree que es culpa del TSE la situación que vive el país?

No creo que el Tribunal Electoral sea el culpable; es el entorno que se hizo entre los principales contendientes políticos. El Tribunal hizo su trabajo.

11770.png ¿Garantiza que no hay fraude?

Eso debería investigarlo una comisión. Lo que sí puedo asegurar es que los datos que se manejaron en el TREP y en el cómputo reflejan las actas y son verificables. Estos datos son confiables.