Escucha esta nota aquí

El contador avanza lentamente para la cita con las urnas y el Tribunal Supremo Electoral (TSE) trabaja incansablemente para que todo esté listo el 7 de marzo. Tres imprentas, dos en La Paz y una en Sucre, son las encargadas de imprimir las 14.488.590 papeletas electorales que se utilizarán ese día. 

El gran número de papeletas y el corto tiempo que se dispone para la distribución a todo el país de las mismas obligó al TSE a recurrir a estas tres empresas que ganaron el proceso de licitación.

La impresión de las papeletas incorpora cinco medidas de seguridad. El patrón guilloché, microtexto, tinta fluorescente, tinta invisible y código QR son los mecanismos que certificarán la validez de las boletas.

Un rasgo particular de esta elección se centra en la diversidad de diseños que deberán ser trabajados. Por un lado, se deben presentar las papeletas para cada uno de los municipios que concurren a las urnas. En estas boletas se incluyen dos casillas, una para la opción de alcalde y otra para la opción de concejales.

En el caso de las gobernaciones se requieren tres franjas de votación en cada papeleta. La parte superior será destinada para la opción del gobernador. Una franja intermedia permitirá elegir al asambleísta departamental por territorio. Y la tercera franja servirá para la asignación de los asambleístas departamentales por territorio.

En Beni se incluirá adicionalmente la elección para subgobernador y corregidor.

La elección del 7 de marzo incorpora una papeleta especial para la región del Chaco en Tarija. En sus cuatro franjas, deberán elegir al Ejecutivo regional, ejecutivo de desarrollo, asambleísta regional por territorio y asambleísta regional por población.

Los días previos a la jornada electoral, los Tribunales Electorales Departamentales distribuirán las papeletas a cada recinto de acuerdo a los criterios de elección de cada municipio y región.

Comentarios