Escucha esta nota aquí

El vicepresidente del Estado, Álvaro García Linera, planteó en la Cumbre Nacional de la Justicia medidas más duras contra los delincuentes reincidentes y los violadores de niños y niñas que lleguen a fallecer por el abuso.

La autoridad, durante su amplio discurso de inauguración, propuso la sumatoria de penas para delincuentes. "Actualmente el delito menor se perdona, no señores, si el delincuente tiene 6 a 8 años de violación (a una persona mayor de edad), a eso se deben sumar otros 5 años por el robo que cometió", dijo como ejemplo.

García Linera también planteó cadena perpetua para los violadores de niños que llegan a fallecer como producto del abuso. 

También propuso que se respete el sistema vigente de la elección popular de magistrados, pero previa modificación del proceso de selección de candidatos, que por ahora está en manos de la Asamblea Legislativa.

Otra de las propuestas es que se pueda quitar el título profesional a los abogados que estén involucrados en hechos de corrupción

"Hoy nos hemos propuesto con los movimientos sociales y el pueblo, a la cabeza del presidente Evo Morales, cambiar la justicia para volverla justa", dijo al finalizar su discurso a las 11:41, en el Centro Internacional de Convenciones y Cultura (CICC) de Sucre, donde se realiza la cumbre que concluye mañana.

Más cambios propuestos

García Linera dividió en tres partes su discurso. Recordó cómo fue víctima de injusticias cuando estuvo recluido en el penal de Chonchocoro y también rememoró tratos al presidente Evo Morales, cuando era dirigente sindical. "Les hablo la épica democrática, en ese tiempo la justicia estaba subordinada a los gobiernos de turno, sometida a los partidos políticos", dijo García.

Luego, explicó las intenciones del Movimiento Al Socialismo (MAS) para intentar cambiar la justicia, pero admitió que la elección por voto popular de magistrados "no fue suficiente" para revolucionar el sistema judicial. Sin embargo, planteó mantener el sistema de elección haciendo ajustes en el sistema de selección de candidatos.

"Dicen que la justicia depende del Ejecutivo, ojalá hubiera dependido, con todo respeto a los señores magistrados, con nosotros tuvieran más trabajo. Hay juicios que están abiertos tres, cuatro, cinco, ocho años, si la justicia dependería de nosotros los juicios durarían seis meses", resaltó.

Además, cuestionó las "mafias" que negocian resultados de procesos. "Esos consorcios deben ser eliminados, esa corrupción debe ser erradicada", recalcó.

"Queremos una carrera judicial meritocrática, queremos los mejores jueces, queremos mejores fiscales y abogados", exclamó.

Entre sus propuestas también está la digilitazación de procedimientos, no tocar aún el presupuesto para el Órgano Judicial y determinar contravenciones.

Seis mesas de trabajo debatirán los retos de la justicia para su reforma. Las temáticas del cónclave son elección de magistrados, acceso a la justicia, retardación de los procesos, corrupción en el sistema judicial, política criminal, y formación y régimen disciplinario.