Escucha esta nota aquí

El cambio de gabinete del 22 de enero es un murmullo que va y viene por los pasillos del poder, pero no es algo de lo que se converse con libertad. Fuentes del Gobierno explicaron a EL DEBER que el presidente Evo Morales ajustará sus fichas en el gabinete político ante la cercanía de una nueva elección en la que él, pese al 21-F, ha decidido postularse gracias a un fallo del TCP que lo favorece.

Varios miembros del gabinete fueron consultados. Todos señalaron que la decisión es del presidente, pero también que una de las líneas que salieron de las reuniones de análisis interno del fin de semana es que “el gabinete del área política debe mejorarse”, con proyección a 2019.

Nadie se anima a hablar de nombres de forma abierta.
Ante los pedidos de cambio en el gabinete por parte de sectores sociales y la oposición el viceministro de coordinación con los movimientos sociales, Alfredo Rada, dijo que es una atribución privativa de Evo Morales el designar a sus ministros.

Las sugerencias “serán tomadas en cuenta, pero lo que es la conformación de su equipo de colaboradores es una atribución privativa del presidente”, dijo a la Red Uno ayer  por la mañana.
Dentro del equipo más cercano del mandatario todos están conscientes de que nadie tiene el despacho comprado. Especialmente porque a principios del año sorprendieron las salidas de Juan Ramón Quintana y de David Choquehuanca, lo que pocos imaginaban hasta entonces.

Ahora suena cada vez más fuerte que ambos tienen las puertas abiertas para retornar. De hecho, distintos  sectores del Ejecutivo tienen versiones diferentes sobre un mismo ministerio. 

Sectores de Conalcam dicen que Quintana y Choquehuanca recibieron llamadas en las que se les planteó la posibilidad del regreso. Pero hay otra coincidencia contradictoria entre lo que trascendió , que ambos habrían sido informados que pueden acceder a una de las carteras políticas más importantes: el Ministerio de la Presidencia. 

Las versiones advierten que ambos tuvieron reacciones distintas ante el sondeo. 

En el caso del excanciller, él no parece estar cerrado a las propuestas, mientras que Quintana se encuentra cómodo como embajador de Bolivia en Cuba y se dice que apuntó como un desafío adicional enfrentar el hecho de que el embajador de EEUU en ese país sea Philip Goldberg, el diplomático expulsado de Bolivia en septiembre de 2008  por Evo Morales. Desde entonces el país no tiene relación diplomática a ese nivel con Washington, sino a través de encargados de negocios.

Uno de los objetivos en la siguiente gestión, y en el tiempo previo a las elecciones, será la lucha contra la corrupción, y para ello Morales ordenó que cada tres meses se realicen auditorías a los ministerios.
Quienes se ocupen de los ministerios de Planificación y de la Presidencia serán los encargados de realizar estos controles que podrán realizarse sorpresivamente.

El tercer retorno que se menciona es el del exministro de Economía, Luis Arce Catacora. De hecho, el actual titular, Mario Guillén, junto con la ministra de Salud, Ariana Campero, fueron los más criticados por los sectores de la Coordinadora Nacional para el Cambio (Conalcam).  

En contrapartida, también se menciona que está en evaluación la continuidad del ministro de Defensa, Reymi Ferreira, que debe cuidar su salud, luego de ser operado este año de un tumor en el pulmón.

Este año, minutos antes del acto de posesión, las fuentes comentaron que aún continuaban las reuniones en el despacho presidencial, porque aún habían ministerios sin titular.

En este momento la mente del mandatario está en otra cosa, afirman sus colaboradores. Vive el día a día, ya no funciona como en la época de los gobiernos “de derecha”, donde los cargos se cuoteaban y por ese motivo ya estaban definidos con mucha anticipación, acota otro.
Alguna vez lo dijo el mandatario, resaltaron las personas consultadas, que prefiere guardarse los nombres para no generar especulaciones y no jugar con los apellidos. En más de una ocasión, se conoció que el presidente fue muy crítico con el gabinete que lo acompañó este año.

Otros datos sobre la gestión

1.- “Para luchar contra la corrupción se establecerá un comité de lucha que estará a cargo de la realización de auditorías a los ministerios cada tres meses”, indicó Evo Morales al terminar el gabinete ampliado del sábado pasado. 

2.-  El Gobierno cerrará este año con un crecimiento económico del 4%, uno de los más altos de la región, y que la ejecución presupuestaria de proyectos superará el 70% de la inversión programada. 

Tags