Escucha esta nota aquí

En nueve meses, el Servicio de Registro Cívico (Sereci) de Santa Cruz aprobó la documentación que presentaron 32 personas transgénero para obtener el certificado de nacimiento con el cambio de nombre y de sexo. Con esto tendrán una nueva identidad. Del total de los certificados de nacimiento entregados desde que se promulgó la ley 807, 16 fueron tramitados entre agosto y diciembre de 2016, el saldo se extendió de enero a abril de este año.


La presidenta de la Red de Personas Trans de Bolivia (Red Trebol), Raiza Torriani, afirmó a Radio Fides que en La Paz el número de personas que cambió de identidad  de género superan las 100; en Beni hay 70 y en Cochabamba 68. Es decir, al menos unas 200 personas transgénero cambiaron ya los datos de nombre y de sexo en sus carnés. 


Danna tiene mala experiencia con esos trámites. Dos años antes de que se apruebe la Ley de Identidad de Género peregrinó por el Sereci para anular la identidad masculina que tenía en su cédula de identidad, pero no tuvo resultado. 


Abandonó su carrera universitaria porque sus compañeros la llamaban por el nombre masculino que aparecía en el carné. Una vez que se aprobó la ley, en enero de este año, decidió dejar su trabajo en Paraguay y retornar a Bolivia, al mes siguiente inició los trámites y en abril obtuvo su carné en el que figura como Danna RS.


Según Danna, cuando se presentó a Migración Santa Cruz para tramitar su pasaporte, los personeros de esa entidad no sabían cómo proceder. Se fue a La Paz a sentar una denuncia por discriminación y racismo en las oficinas centrales de Migración porque no le daban curso y así se convirtió en la primera  persona trans en obtener su pasaporte. 

Compromiso con su padre
Javier Bermudes, egresado de Medicina General, también es otro trans que con la ley 807 ‘bajo el brazo’ logró cambiar su identidad. Pero para cumplir su sueño, primero debió honrar el compromiso que le hizo a su padre cuando le confesó  que el nombre de mujer que tenía en sus documentos legales, no encajaba en su cuerpo. 
“Mi papá me dijo que primero le muestre mi título de médico y después que haga con mi vida lo que yo quiera”, recuerda Javier las palabras que le dijo su papá, cuando a sus 18 años le contó qué quería y deseaba. 


Así lo hizo. Terminó la carrera de Medicina y de inmediato inició los trámites para cambiar su identidad. Presentó en el Sereci un certificado sicológico, el de soltería, otro de descendencia, el de identificación y el certificado del Registro Judicial de Antecedentes Penales y así obtener su carné como Javier Bermudes. Hoy, está en trámites de su título de Médico General. 


Bolivia cuenta con la quinta constitución del mundo que reconoce los derechos del colectivo y leyes como la de Identidad de Género, que permite a las personas transexuales y transgénero cambiar su sexo en los documentos de identidad.

Los procesos
La Defensoría del Pueblo denunció el miércoles que en los últimos diez años se produjeron en el país 64 asesinatos de personas de la comunidad de transexuales, lesbianas, gais y bisexuales, de los que solo se investigaron 14 y ninguno ha conseguido sentencia. 

Comentarios