Escucha esta nota aquí

El juez Primero Anticorrupción y Violencia de La Paz, Alan Zarate, ordenó la detención preventiva de Jonathan Elías S. Q., de 28 años de edad, autor confeso de haber matado a Amalia Cruz, de la misma edad. Este puso el cuerpo sin vida de la víctima en un saco de yute y la botó en las graderías de la zona Bajo Tejada de la ciudad de La Paz.

 "Se ha determinado la detención preventiva en el penal de San Pedro del ahora imputado. Nuevamente el imputado ha manifestado que es él que habría cometido el hecho; es más ha pedido perdón a la familia, a la mamá de la víctima que estaba presente, (porque) ha viajado desde la ciudad de Sucre a La Paz para recoger el cuerpo", informó la fiscal Verónica Ramos. 

Dijo que se presume que el sindicado habría planificado el hecho, por eso fue imputado por el delito de feminicidio y será conducido al penal de San Pedro, donde cumplirá la medida preventiva.

Hallazgo del cuerpo sin vida 

El pasado domingo, la Policía halló el cuerpo de la joven al interior de una bolsa de yute color celeste, en las gradas en la avenida 21 de noviembre. Sus extremidades estaban maniatados con cuerdas y su rostro cubierto con cinta masquin transparente.

"Se ha podido colectar indicios que hacen ver que él evidentemente ha usado la misma cuerda con la que se encontraba la señorita, el yute también de color azul, se ha encontrado también otros yutes de las mismas características en su vivienda", informó el fiscal Miguel Aramayo.

Según las investigaciones policiales, al levantar el cadáver se percataron que la víctima portaba una chamarra que hacía referencia a una unidad educativa de San Lucas, Chuquisaca, y con ese dato se inició las indagaciones.

Primero se hizo entrevistas a los vecinos, luego los policías revisaron las imágenes captadas por una cámara de seguridad privada y ahí se observa a un joven, arrastrando una bolsa de yute. A partir de ese dato, se logró dar con esta persona, lo arrestan y conducen a oficinas de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (Felcc) de La Paz.

La víctima le debía dinero 

Al inicio el sindicado negó toda vinculación con el hecho y alegó que es estudiante de psicología. Luego, confesó haber incurrido en el crimen, dijo que la víctima le debía dinero por una inversión que hizo para un pequeño emprendimiento empresarial y ahí habría iniciado la pelea entre ambos, según el reporte policial.

 Él la habría estrangulado, maniatado y luego puso el cuerpo en una bolsa de yute. La autopsia practicada a la víctima da cuenta que la muerte fue por asfixia mecánica por sofocación.

 "Hubo un acercamiento carnal consentido, posteriormente hubo un reclamo de una deuda que hubo, que no había réditos de los cursos que él había pasado en mercadotecnia; esa fue la rabia y por eso le quitó la vida", refirió Aramayo.

El sindicado vivía solo e insistentemente habría pedido a la joven a que llegue a La Paz para conocerse mejor. Es así, como la víctima accedió y llegó a la urbe paceña desde Sucre.

La Policía revisó el celular del sindicado y los mensajes que intercambio con la víctima, y ahí se estableció que ambos se conocieron hace un año atrás en un seminario universitario, cuando él estudiaba psicología y ella marketing.

René Salazar, abogado del imputado, alegó que su defendido reaccionó con violencia producto de la deuda, porque hace 10 meses no le entregaba el dinero que había invertido, pero ahora está arrepentido y analiza someterse a proceso abreviado por el delito de homicidio por emoción violenta. Sin embargo, la Fiscalía sostiene que llevará el proceso por feminicidio. 

La madre de la víctima refirió que son personas de escasos recursos y llegaron a La Paz desde el área rural de Chuquisaca, ahora en un vehículo que le prestaron en su comunidad se llevará el cuerpo de su hija.

Te puede interesar: 

Estudiante de Sicología confesó feminicidio

Comentarios