Escucha esta nota aquí

El presidente Evo Morales determinó reemplazar a la ministra de Salud, Ariana Campero, por el hasta ayer director de Servicios Generales en Salud, Rodolfo Rocabado, en medio de protestas de los sectores médicos que demandan condiciones de trabajo y denuncian persecución política.

En su discurso de despedida, Campero agradeció la confianza y la amistad del presidente Morales y remarcó que ella decidió dimitir para tomar un descanso y compartir los tres meses que le quedan de embarazo con su familia. Morales le agradeció por su trabajo y esfuerzo; pero lamentó que para ciertos sectores sociales e instituciones llegar al cargo de ministro siendo joven es un ‘delito’; más si es mujer: se lo ve como un “doble delito”. 

Ayer se inició una nueva movilización de los médicos y trabajadores en salud del país, que suspendieron los servicios a escala nacional. El secretario general del Sindicato de Ramas Médicas de la Salud Pública (Sirmes), Fernando Romero, informó que el paro es a escala nacional por la mejora de las condiciones de trabajo y en rechazo a la persecución política que sufre la dirigencia.

“Pedimos dotación de recursos, ítems, mejora en infraestructura, equipamiento de hospitales y centros de salud”, señaló.

Además, sentenció que el caso de la ministra fue muy complicado. “Firmamos un acuerdo de cesar toda persecución y ella encabezó el procesamiento que derivó en la destitución del secretario general del Sirmes, Carlos Nava, el médico que lideró las protestas que desembocaron en la abrogación del Código del Sistema Penal”, complementó.

El galeno aseguró que “todo eso incidió para que ella deba irse. Ha sido una pena su gestión, trajo miles de cubanos, chicos técnicos que le quitan trabajo a los nuestros, por eso la tuvimos que enfrentar muchas veces”.

El ministro Rocabado atendió a EL DEBER, pero se excusó de opinar.  Campero no contestó su celular. Romero y Henry Montero, presidente del Colegio Médico de Santa Cruz, coincidieron en que el  cambio de autoridades genera una nueva expectativa de diálogo. El dirigente médico aseguró que la mala gestión de la exministra y la persecución empujaron su salida del cargo.

En la jornada

Acciones
Los dirigentes anunciaron que los servicios médicos retornarán el viernes con normalidad. Y el siguiente paso será esperar que el Gobierno los convoque.

Advertencia
Si no lo hace, el dirigente Romero anunció que se procederá a ejecutar un paro de 48 horas.

Comentarios