Escucha esta nota aquí

La convocatoria presidencial a un gabinete ampliado para esta noche en la Casa Grande del Pueblo ha generado un nuevo round en el debate preelectoral. Los opositores advierten que el encuentro muestra a un mandatario “nervioso” por los indecisos en las encuestas, mientras que el oficialismo responde que hubo sesiones de evaluación realizadas esta época en otros años y que se analizará gestión, no campaña.

El presidente de Diputados, Víctor Borda (MAS) afirmó que la reunión que sostendrá el presidente con su gabinete tiene que ver con el análisis de proyectos y no con campaña.

“No hay temor, estamos preocupados por captar el voto de los indecisos para ganar en primera vuelta, y apuntamos a mantener los dos tercios en la Asamblea Legislativa”. Borda admitió que los indecisos son una incógnita “y en las encuestas es un porcentaje que se mantiene elevado, aunque su techo es el 60%”.

Desde el otro frente, el actual senador por UD y dirigente de la alianza política Bolivia Dice No Arturo Murillo manifestó que la reunión del presidente con la bancada del MAS, y la de hoy, con el gabinete ampliado, y la concentración programada para mañana en La Paz, forman parte de un gran despliegue que realiza el mandatario para “consolidar su poder”.

Para el legislador, todo este trabajo se debe a que “le preocupan los indecisos, que en las diferentes encuestas superan el 20% en todos los casos”. En 2005, los sondeos mostraban un alto porcentaje de indecisos, y al final, esa votación se volcó en favor del MAS.

Murillo opinó que eso puede repetirse en esta elección, pero en contra del oficialismo.

Además, Murillo acotó que “sin duda, los ‘indecisos’ no van a beneficiar al MAS, yo veo que esos votos se van a repartir entre BDN y la alianza de Mesa.

Si es que hubiéramos hecho caso al pueblo, y presentado una sola opción, ya estaríamos a punto de festejar una derrota del MAS”.

El candidato a diputado por Comunidad Ciudadana José Luis Bedregal declaró que todas las acciones del MAS son “signos de preocupación”, porque “saben, por sus propias encuestas, que no tienen como subir y pasar del 40%. Ha llegado a su techo”.

Por eso, adelantó que además de estas reuniones, generan ataques contra la alianza de Mesa, como las agresiones de ayer en Potosí.

Comentarios