Escucha esta nota aquí

El presidente Evo Morales confesó que para él fue un "sufrimiento" la elección de los candidatos del MAS y que hoy decidió trasladarse a Beni para "despejar la rabia" ante las intensas jornadas de debate para armar la nómina de cara a las elecciones generales del 20 de octubre.

"Estos días paran mí era un sufrimiento, elegir nuevas autoridades para la Asamblea Legislativa Plurinacional, senadores y diputados, cuesta. Antes yo me rogaba, ahora se pelean, pero está bien, porque es el instrumento político más grande desde la fundación de la república, todo con sectores sociales, pero no alcanza para todos", dijo desde San Pablo del Isiboro.

La máxima autoridad nacional contó que "después de nominar a nuestros candidatos yo dije 'dónde hay alguna obra para entregar' (y me dijeron) 'aquí hay un tinglado', me vine acá, a manera de entregar, jugar (fútbol), despejar el cansancio, despejar la rabia también de algunos compañeros".

Morales, que la tarde de ayer inscribió a sus postulantes ante el Tribunal Supremo Electoral (TSE), ratificó esta jornada que "no van a entrar todos" los representantes de las organizaciones sociales, pero que "los sectores sociales que no entraron en la Asamblea Legislativa, van a entrar en las asambleas departamentales".

Recalcó que, a diferencia de la oposición, donde "pequeños grupos de ocho y nueve se estaban pelando" por las candidaturas, el oficialismo eligió los nombres en masivas reuniones regionales entre 40 a 50 dirigentes.

"Ahora sobran los candidatos, antes faltaban, pero gracias a esa unidad del pueblo boliviano podemos demostrar cómo estamos trabajando", manifestó el primer mandatario.

Conoce más sobre el tema:

Comentarios