Escucha esta nota aquí

El presidente de Bolivia, Evo Morales, lamentó este miércoles la muerte del exmandatario peruano Alan García, quien se disparó en la cabeza este miércoles, cuando iba a ser detenido por su presunta implicación en sobornos de la empresa Odebrecht.

"Conmovidos con la muerte del expresidente de Perú, Alan García. Nos sumamos al dolor de la familia y enviamos nuestras sinceras condolencias. Paz en su tumba.", escribió.

De 69 años, el dos veces presidente fue trasladado a un hospital luego que "tomó la decisión de dispararse" dijo su abogado Erasmo Reyna en la puerta del Hospital de Emergencias Casimiro Ulloa, en Lima. 

Tenía una herida en la cabeza y fue sometido a una operación durante la cual sufrió al menos tres paros cardíacos, dijeron los médicos.

"El paciente ingresó al hospital con diagnostico de impacto de bala, entrada y salida en la cabeza", indicó el ministerio de Salud.  

García, expresidente de Perú entre 1985-90 y 2006-2011, fue detenido en su vivienda del limeño distrito residencial de Miraflores hacia las 06:30.

La policía presentó una orden de detención preliminar judicial hasta por el plazo de 10 días por la presunta comisión del delito de lavado de activos en un caso vinculado al escándalo LavaJato/Odebrecht que investiga una fiscalía especializada.

El ministro del Interior, Carlos Morán, ofreció detalles del intento de suicidio de García ocurrido cuando la policía judicial ingresó a detenerlo a su domicilio.

"Ingresó a su habitación y cerró la puerta, a los pocos minutos se escuchó el disparo de un arma de fuego y (la policía) lo encontró en posicion de sentado con una herida en la cabeza", refirió el ministro Morán durante una conferencia de prensa.  

"De inmmediato se le trasladó al hospital y se suspendió la diligencia (judicial)", agregó el funcionario.
 

Comentarios