Bolivia

BOLIVIA

Evo Morales promete mano dura contra corruptos

El jefe de Estado prometió ayer modernizar las normas y desburocratizar los procedimientos administrativos

Escucha esta nota aquí

El Gobierno será implacable en la lucha “contra la lacra de la corrupción, modernizando normas y desburocratizando procedimientos administrativos, afirmó el presidente, Evo Morales.

“La corrupción es una lacra que amenaza con despojarnos de muchos de los avances que logramos hasta ahora.

Seremos implacables combatiendo a la corrupción y modernizando nuestros sistemas de trámites, licitaciones y adjudicaciones “, afirmó en su mensaje de homenaje a los 194 años de la independencia de Bolivia.

Sin embargo, dicho mensaje es cuestionado por los políticos opositores como el aspirante a presidente por la alianza Bolivia Dice No, Óscar Ortiz, que criticó la comparación que hizo Morales de los 13 años de su Gobierno con los 180 años anteriores y por evitar decirle al país que en su administración administró más presupuesto que los anteriores.

“Después de 13 años el Presidente se acuerda de que se pueden hacer leyes que limiten la corrupción en las licitaciones. En los últimos meses he propuesto tres, basta que el MAS las apruebe.

Oír a Evo hablar de la corrupción es como querer que el ratón cuide el queso”, afirmó Ortiz. Por su lado, la senadora pandina por Unidad Demócratas, Carmen Eva Gonzales, también se sumó a las críticas al mensaje presidencial porque según ella, solo habló de sus logros y de su intención de ser el presidente de la mejor Bolivia de nuestra historia, pero no hizo referencia a los índices que dejan los casos de inseguridad ciudadana y tráfico de drogas. “Tener divididos a los bolivianos, robar y traficar droga, no son logros”, sentenció.

Carlos Mesa, aspirante a la silla presidencial por Comunidad Ciudadana (CC), usó su cuenta de Twitter para afirmar que “estamos ante el desafió de construir la democracia del Siglo XXI o mantenernos en las líneas del autoritarismo” porque los fundadores de la Patria construyeron la idea de “una democracia que funcionara de verdad”.

“Hoy estamos ante ese desafío fundamental, construir una democracia de Siglo XXI o mantenernos en las líneas del autoritarismo y quizá de la dictadura, por supuesto que estamos comprometidos a una Bolivia mejor porque una Bolivia mejor es posible y nosotros creemos en ella”, dijo el expresidente de Bolivia.

Tags

Comentarios