Escucha esta nota aquí

Después de 12 años de silencio y de haber dejado el cargo de fiscal general del Estado, el abogado Pedro Gareca reveló que dejó ese cargo porque recibió presiones políticas del Movimiento Al Socialismo y que eso lo llevó a dejar el cargo.

“Hubo una insinuación, injerencia de altas autoridades del Gobierno y yo rechacé aquello”, dijo la exautoridad, aunque no se refirió al tipo de presión que recibió del entonces flamante Gobierno del MAS.

Admitió que en ese entonces mencionó que su renuncia era por razones personales, pero que en realidad fue por las presiones, según confesó a la red Erbol.

Comentarios