Escucha esta nota aquí

Los militares que fueron sorprendidos en Cobija y Oruro en estado de ebriedad, tres que pertenecían a la unidad que se hace cargo de la Seguridad Presidencial y otro de la Fuerza de Tarea Conjunta de Lucha Contra el Contrabando, serán dados de baja de la institución, luego de que un Tribunal de Personal de las FFAA termine el proceso al que fueron enviados los uniformados.

“Se les inició un proceso para determinar los pormenores del tema. Ambos casos fueron derivados al Tribunal de Personal. Para un militar con uniforme, en servicio y desempeñando una misión, el consumir bebidas alcohólicas es la falta más grande que hay. Por lo tanto, una vez que termine el proceso, van a ser dados de baja”, declaró ayer el ministro de Defensa, Javier Zavaleta.

En Cobija

En días pasados, a tres militares, un capitán y dos tenientes, no se les permitió permanecer en un avión de Boliviana de Aviación porque estaban ebrios. La aeronave cubría la ruta Cobija-La Paz y tenía como destino final Tarija.

Los uniformados, que decían ser parte de la guardia presidencial, mostraron una conducta inadecuada, actitud que llamó la atención de los pasajeros, quienes les tomaron fotografías para que, finalmente, los tres militares terminaran siendo bajados de la aeronave.

En Oruro

Otro incidente fue el de un sargento de la Fuerza de Tarea Conjunta de Lucha contra el Contrabando que conducía un vehículo oficial en estado de ebriedad y con uniforme de servicio, que fue detenido por la policía de Oruro.

En el test de alcoholemia y dio positivo, con 1.64 de grado alcohólico en la sangre. Se investiga a otros dos militares que huyeron del lugar, cuando el sargento de la fuerza especial fue aprehendido. A este uniformado también se lo encontró con 2.540 dólares y 2.800 bolivianos, lo que se investiga.

“Se está determinando eso. Y si también estaban en estado de ebriedad, van a ser dados de baja. No podemos permitir este tipo de personas en las filas de las FFAA y mucho menos, en algo tan delicado como es la lucha contra el contrabando”, declaró Zavaleta.