Escucha esta nota aquí

"Que la mujer se pronuncie", enfatizó el presidente en ejercicio, Álvaro García Linera, ante las voces que rechazan el artículo artículo 154 del proyecto de ley del nuevo Código Penal, que amplía las causas para la interrupción del embarazo.

A su juicio, "ni el Estado ni la Iglesia Católica ni los varones pega mujeres" tienen derecho a pronunciarse sobre el aborto, al ser consultado sobre la posibilidad de un referendo sobre la problemática, planteado por el ministro de Justicia, Héctor Arce.

"Quienes tienen que hablar son las mujeres. Ellas tienen que hablar porque van a llevar nueve meses en su vientre (...) Hay que darle autoridad a la mujer que tiene que decidir sobre su cuerpo", aseveró con conferencia de prensa en Palacio de Gobierno.

En la víspera existió una multitudinaria manifestación en La Paz, en la denominada 'marcha por la vida', que rechazo a la despenalización del aborto. Representantes de iglesias, estudiantes e integrantes del Colegio Médico objetan el tratamiento de la norma en Diputados. 

La presidenta de la comisión de Constitución, que analiza el proyecto, Susana Rivero, dijo que "no vamos a movernos ni un milímetro. No vamos a negociar los derechos de las mujeres con mentiras y con infamias".

El artículo señala que el aborto no se no constituirá en una infracción penal cuando la interrupción voluntaria del embarazo sea solicitada por la mujer vuando se realice durante las primeras ocho semanas de gravidez

Agrega que solo podrá practicarse por única vez, cuando la mujer se encuentre en situación de calle o pobreza extrema, no cuente con recursos suficientes para la manutención propia o de su familia; sea madre de tres o más hijos o hijas y no cuente con recursos suficientes o sea estudiante.

Comentarios