Escucha esta nota aquí

Considera que se llegó al final de la historia. El vicepresidente Álvaro García Linera, señala que el caso Gabriela Zapata es una tragedia y no una novela. Observa que algunos medios de comunicación y políticos de la oposición se valieron de la denuncia para jugar con la confianza de la población.

"El principal protagonista de esta historia no es Zapata, sino ha sido la credibilidad de algunos medios de comunicación y políticos que han jugado con la confianza de la gente", aseveró la segunda autoridad del país en conferencia de prensa. 

Conoce más: León ve negociado de Zapata con el Gobierno

Informó además que Wálter Zuleta y William Sánchez, los otros dos abogados de la exnovia de Evo Morales, fugaron del país frente al proceso por trata y tráfico que se les sigue. Eduardo León, es procesado dentro de la investigación por la presentación de un niño como hijo del presidente. 

"Los periodistas que trabajan en los medios que mintieron echaron su trabajo al agua (...) Hay un consorcio de abogados que no miden consecuencias para obtener sus fines maliciosos y atacar a la figura presidencial", aseveró.

Lea también: Madre de Zapata sufre un "preinfarto" y piden tutela

Sostuvo que "no se puede ser impune ante la mentira y lo peor es que sabían que era mentira y la han utilizado par los medios (de comunicación). Hay que asumir la responsabilidad sobre las palabras. Si mientes, asume la responsabilidad".