Escucha esta nota aquí

Con una inversión de Bs 209 millones, la Gobernación de Tarija inauguró este miércoles el sistema de riego Guadalquivir – Cenavit – Calamuchita, de 65 kilómetros de longitud, para ampliar la frontera agrícola en el Valle Central con cultivos de alto valor comercial.

El megaproyecto beneficia a 1.682 familias de las comunidades de Ancón Grande, Ancón Chico, Pampa La Villa Chica, Fuerte La Compañía, Valle Bajo, Chorrillos, La Pintada, La Angostura, La Compañía, La Concepción, La Higuera, Calamuchita, Muturayo, Colón Norte, Nuevo Amanecer y San Nicolás.

Según el director del Servicio Departamental de Gestión Integral del Agua (Sedegia), Alfonso Blanco, con este sistema se pretende regar 3.400 hectáreas de terrenos agrícolas.

El presidente de la Asociación de Productores Regantes de Uriondo, Higinio Castro, dijo que la meta es cultivar no solo vid (uva), sino también nogales (nuez), arándanos y otros berries que son de alto valor comercial para fortalecer al sector productivo.

Es un proyecto muy anhelado por los productores del Valle Central que se hace realidad, se va disponer de 3.500 litros por segundo de agua para regar los terrenos ya habilitados y los nuevos que se van a incorporar en los siguientes años”, indicó Castro.

El gobernador Adrián Oliva, por su parte, afirmó que el sistema de riego Guadalquivir – Cenavit – Calamuchita es uno de los proyectos más grandes que se construyó en la era del gas natural, en los últimos 20 años.

A su criterio, por el impacto que tiene la cadena de uva, vinos y singanis, que mueven $us 160 millones al año, se duplicarán la cantidad de hectáreas y los ingresos en unos $us 320 millones anuales en los próximos años, incluyendo los cultivos de alto valor.

El megaproyecto de riego fue construido por la Asociación Accidental Guadalquivir y la supervisión estuvo a cargo de la empresa Asociación Accidental Cepas del Valle.

Comentarios