Escucha esta nota aquí

El Gobierno nacional condiciona un diálogo con la dirigencia de la Central Obrera Boliviana (COB) al cumplimiento de los acuerdos alcanzados con el vicepresidente Álvaro García Linera el 16 de junio. Se pide que no exista un "cálculo político". 

"Sobre la solicitud de diálogo de alto nivel me cabe señalar que la misma se realizará entretanto no sirva de cálculo político y se pueda cumplir con los puntos acordados con el Vicepresidente el día 16 del presente", señala la misiva enviada al dirigente, Guido Mitma, y que es firmada por el ministro de la Presidencia Juan Ramón Quintana. 

Conoce más: Decomisan un arsenal de dinamita a trabajadores

La nota agrega que esos aspectos "están traducidos en tres propuestas contenidos en la carta enviada por el ministro de Educación, Roberto Aguilar, el día 17". Insta a que en base a esa propuesta se fije una hora y fecha para el encuentro. 

Inicialmente, la carta gubernamental a la COB explica que "el diálogo con el Gobierno siempre ha estado abierto", recordando que existieron reuniones con Álvaro García Linera y el equipo encargado de resolver el conflicto por Enatex.  

Lea también: Para el Gobierno el paro de la COB es solo marchas

Esta jornada los trabajadores cumplen la segunda jornada de se paro de 72 horas. El Gobierno minimiza la protesta y señala que son solo algunos obreros los que protestan contra el despido de más de 800 trabajadores estatales.

Cochabamba es el centro de la tensión, debido a las movilizaciones que cumplen obreros y fabriles; en Potosí existieron marchas de mineros y en La Paz se instalaron puntos de bloqueo en algunas rutas; Se prevé que existan algunos bloqueos en Santa Cruz.

Carta enviada por el Gobierno nacional:,

La misiva enviada por el ministro de la Presidencia a la dirigencia de la COB.