Escucha esta nota aquí

Marco Chuquimia/La Paz


Una reunión de casi 90 minutos entre el Gobierno y tres dirigentes del Comité Cívico Potosinista (Comcipo) no arrojó luces al conflicto que envuelve a Potosí desde hace más de una semana. El Ejecutivo, a través del canciller Diego Pary, habló de la posibilidad de “un nuevo decreto” en reemplazo del rechazado 3738; mientras que los dirigentes potosinos ven que es una actitud que pretende dilatar el conflicto hasta después de las elecciones del domingo.

“Hemos venido por el decreto 3738 y pedir su abrogación, pero dice que no se entiende cuáles son las observaciones. Evo Morales no conoce lo que pasa en el país, lo que dice el decreto. Hay personas que están jugando sucio, el decreto es traición a la patria, se tiene que abrogar”, esgrimió el máximo dirigente de Comcipo, Marco Pumari, quien fue sacado de la Casa Grande por una puerta alterna.

Mientras Pumari y sus delegados eran sacados de la plaza Murillo a empujones por la Policía, el canciller Diego Pary ofrecía una conferencia de prensa en la que dijo que recibieron las propuestas escritas de los dirigentes y que estos también solicitaron respuestas escritas. Adelantó que las mismas estarán listas hasta el jueves por la mañana.

“Ambas partes haremos las observaciones, nosotros responderemos y en función de la revisión de estos elementos, si es pertinente, se considerará en un nuevo decreto supremo”, refirió el jefe de la diplomacia boliviana convertido en vocero del Gobierno.

Desde hace una semana, cinco dirigentes de Comcipo instalaron una huelga de hambre en La Paz para exigir la abrogación del decreto 3738 que crea una empresa mixta entre Yacimientos del Litio Boliviano y la empresa ACI Systems Alemania Sucursal Bolivia, para la explotación del litio en Uyuni. Los potosinos consideran que esta norma no beneficia a la región y que no recibirán las regalías.

Para el vicepresidente Álvaro García Linera, la participación de la empresa extranjera es inevitable porque ayudará en la comercialización del litio e informó de que hasta el momento el Estado ha invertido más de $us 800 millones para implementar las plantas.

El segundo mandatario dijo que Potosí tendrá pago de regalías, 40 industrias en el departamento de Potosí del tamaño del ingenio azucarero Guabirá. Se instalarán fábricas de baterías que permitirán generar empleos en la región.

La oferta generó dudas en los potosinos. Según ellos, se mencionan regalías del 3% que están muy por debajo en la época en que existía la Lithco. “Esa vez se habló del 10% y del 12%, ahora es la cuarta parte, no vamos a aceptar”, adelantó Santos Villarreal, que ayer llegó desde Potosí, pero no ingresó a la reunión porque solo se permitía la entrada de cinco personas.

El cabildo

Molestos. Así abandonaron la reunión los tres dirigentes y dos técnicos que ingresaron a palacio a reunirse con Morales. Según Marco Pumari, la reunión fue nula y no se avanzó nada. Reveló que el presidente no conocía el problema y que prometió una respuesta hasta el miércoles.

En su criterio, Morales buscaba ganar tiempo hasta después de las elecciones, cuando no haya la presión que existe actualmente. Pumari dijo que será el cabildo departamental, que se realizará hoy en Potosí, el que defina las medidas que tomarán desde mañana y de cara a las elecciones.

La vicepresidenta de Comcipo, Josefina Zuleta, relató que las autoridades no querían hablar de la abrogación del decreto y que pidieron tiempo para responder las demandas. Explicó, también, que el mandato de la región es anular la polémica norma y que no aceptarán menos de esa demanda.

Hoy, a partir de las 11:00, las instituciones potosinas se volverán a concentrar. Los dirigentes que estuvieron en La Paz informarán sobre la medida que llevaron adelante en la sede de Gobierno, de la reunión con el presidente y sus autoridades. Luego de eso se decidirán las medidas que asumirán.

No hubo acuerdo sobre otra reunión. El canciller Pary afirmó que ellos responderán por escrito a las cuatro observaciones que realizó la dirigencia, mientras que Comcipo esperará la respuesta el miércoles, antes de asumir medidas.

Pary indicó que el presidente Morales se reunirá hoy con los alcaldes del sudeste potosino, donde se encuentra el salar de Uyuni, para definir acciones sobre estos puntos.

El Gobierno no mencionó la suspensión de las medidas de presión y Pary aseguró que ese tema es de entera responsabilidad de la dirigencia, que es la que impulsa todas las medidas de presión.

Otro salar

Pero no solo Potosí está en conflicto, el dirigente cívico orureño, Hugo Gutiérrez, manifestó que mañana celebrarán un cabildo departamental con una demanda similar a la potosina. Reveló que una empresa china ejecuta trabajos de exploración en esa zona.

Relató también que se reunieron con el alcalde de Coipasa, donde se encuentra el otro salar, y que también sería incluido en el decreto 3738, por lo tanto, la pelea debería unificarse. Dijo que se reunieron con sus pares de Potosí y acordaron luchas conjuntas, aunque lamentó que Potosí haya avanzado y ellos están retrasados.