Escucha esta nota aquí

Trabajadores de la Empresa Minera Huanuni (EMH) se declararon en estado de emergencia y decidieron paralizar sus funciones laborales tras el ataque armado que sufrieron ayer por la madrugada por un grupo de ladrones de minerales, que comúnmente son conocidos con el denominativo de ‘jukus’.

El ataque derivó en enfrentamientos en los niveles 240 y 280 al interior del cerro Posokoni, informó en contacto telefónico a EL DEBER, David Choque, secretario del sindicato de trabajadores.

Por su parte, el director de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (Felcc) de Oruro, Manuel Vergara, confirmó el hecho que se registró en la madrugada de ayer, indicando que a denuncia del personal de seguridad de la EMS se conoció del enfrentamiento entre los jukus y los trabajadores de la empresa estatal. Aparentemente, detalló, entre 80 y 100 jukus habrían intentado tomar los depósitos donde se tienen acumuladas varias cargas de minerales.

Una vez que se tuvo conocimiento de este hecho, se desplegó personal policial de refuerzo hasta el lugar.

Hasta ayer no se habían reportado personas heridas ni lesionadas. A través de las redes sociales, varias personas denunciaron el hecho y alertaron de que supuestamente dos de los trabajadores mineros habrían sido secuestrados por los agresores; sin embargo, ningún dirigente de los mineros ni ninguna autoridad policial confirmaron ni rechazaron esa situación.

Paralizaron labores

Los asalariados decidieron paralizar labores y movilizarse hasta la localidad aledaña de Cataricagua para lograr la toma física del lugar y la carretera que conecta ese sector de Oruro con territorio potosino. Tomando en cuenta que en varias oportunidades mineros y autoridades estatales denunciaron que los jukus llegan de localidades del norte potosino. / EC

Tags