Escucha esta nota aquí

Los dos jóvenes, de 18 y de 19 años, acusados de cometer bullying contra un compañero y de sacarlo de su casa de madrugada, obligarlo a consumir bebidas alcohólicas y golpearlo hasta llegar a la muerte, fueron enviados ayer al Centro de Rehabilitación de Calahuma, en La Paz.

El fiscal departamental de La Paz, Edwin Blanco, informó de que por disposición judicial se determinó la detención preventiva de Gerson A. P. y de Sergio P. T., de 19 y 18 años, respectivamente, ambos acusados de asesinar a su compañero de colegio, de 17 años. Uno de los acusados se acogió al derecho al silencio, mientras que el otro prestó su declaración, señaló el abogado de la familia.

Los allegados a la víctima denunciaron que hay más implicados; mencionaron a una persona de sexo femenino que sería cómplice y ayer, la Policía y la Fiscalía, realizaban las pesquisas para ubicarla y detenerla. 

Su cuerpo sin vida permaneció 12 horas tendido sobre el terreno de un barrio en la zona sur de la ciudad de La Paz. Luis Fernando Gonzales Quispe era víctima de bullying y murió el lunes a consecuencia de los golpes que le propinaron sus compañeros de colegio tras obligarlo a consumir bebidas alcohólicas. El trágico hecho abre el debate sobre el acoso que menores sufren dentro de unidades educativas.

Antecedente
 El adolescente de 17 años era centro de burlas por su tono de voz y su contextura física, según relató a EL DEBER el director de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (Felcc) de La Paz, Jesús Bejarano. El muchacho cursaba el último curso de secundaria, era estudioso, le gustaba el fútbol y frecuentaba cafés internet para jugar en red.

“Tenía problemas con un compañero de curso; lo molestaban porque tenía la voz delgada y también era delgado, por eso lo ‘feminizaban’. Lo obligaron a consumir bebidas alcohólicas”, relató el jefe policial. 
Un pariente, tras la audiencia de ayer, relató que al joven le gustaba la agronomía. “Era un buen estudiante, era tranquilo, no le hacía daño a nadie”, afirmó con la voz quebrada.

“Hemos perdido a un buen sobrino, le gustaba mucho jugar en el internet e investigar en la red sobre la producción de plantas. Estudiaba, este 13 de mayo debía ser su toma de nombre”, señaló otro tío, quien aseguró que todo estaba planeado. 
“A mi sobrino lo sacaron a las 5:00 de la madrugada de su cuarto para matarlo, exigimos justicia por la forma en que lo hicieron”, complementó.

El examen médico forense con- cluyó que el menor perdió la vida a causa de múltiples contusiones y de un traumatismo encefalocraneal. Sus padres llegaron de la provincia Camacho para recoger el cadáver de la morgue del hospital de Clínicas paceño.

"El Ministerio Público ha colectado una serie de indicios que establecieron la existencia de suficientes elementos de convicción respecto a que los imputados son con probabilidad autores del delito, por lo que la autoridad jurisdiccional determinó la detención preventiva, dando credibilidad a la teoría de la Fiscalía", señaló Blanco.

Entre otras pesquisas que se presentaron en la audiencia está la ropa que se halló en las casas de ambos jóvenes, que tenían rastros de sangre.

Asimismo, el fiscal del caso, Favio Maldonado, detalló que el martes por la noche Gerson A. P. llamó a la Policía para reportar un cadáver en el patio de su domicilio. Las autoridades, tras el levantamiento del cuerpo, procedieron a la aprehensión del adolescente.

"El imputado, en primera instancia, se identificó como denunciante; sin embargo, en las investigaciones se logró identificar su participación y la de su primo tras consumir bebidas alcohólicas con la víctima", refirió el fiscal.

“De acuerdo con el informe médico forense, la causa de la muerte de la víctima se debe a un traumatismo craneoencefálico cerrado y policontusiones", explicó el fiscal.
En audiencia, el fiscal solicitó la detención preventiva de los imputados tras evidenciar la comisión del delito y la concurrencia de los riesgos procesales de fuga y obstaculización del proceso para establecer la verdad de los hechos. El juez aceptó los argumentos de la Fiscalía y, por estos motivos, los dos acusados fueron enviados a prisión. 
 
Reflexión

El viceministro de Educación, Noel Aguirre, lamentó el fallecimiento de Luis y pidió a los padres de familia conversar con sus hijos sobre esta problemática. Instó a los profesores saber identificar el bullying y no limitarse a sancionar a los acosadores. El problema es tan serio, que en una buena parte de las unidades educativas de La Paz se instalaron cámaras de seguridad para vigilar a los estudiantes ante la proliferación de pandillas y grupos juveniles que generan violencia.

 “Son más de dos millones los estudiantes del país, es posible que existan bastantes casos, pero muchos no son visibilizados”, dijo el funcionario.

El defensor del Pueblo, David Tezanos, propuso crear una normativa que evite el maltrato de estudiantes a manos de sus propios compañeros. “Creemos que es oportuno trabajar en normas que eviten estas conductas en los colegios, desde la prevención a la sanción. Existe mucha fragilidad ante este tipo de flagelos”, aseveró Tezanos. 

APARECE OTRO CASO DE JUEGO DE LA BALLENA
 Un adolescente de 13 años admitió que jugó la 'ballena azul' en Cercado (Cochabamba). El caso es investigado por las autoridades y se trata de la tercera denuncia que existe en el país sobre la macabra tendencia.
“El menor ha referido que es participante de la ballena azul”, informó en conferencia de prensa la directora de Género y Generacional de la Alcaldía de ese municipio, Andrea García. La funcionaria edil informó qu, en el caso del menor cochabambino, "está bajo protección estricta y cuidado  riguroso".
Existió un primer reporte en el departamento Potosí, que fue confirmado por la Policía boliviana, pero luego descartado por el ministro de Gobierno, Carlos Romero. Otra investigación se abrió en la ciudad de Santa Cruz. 

 

Tags

Comentarios