Escucha esta nota aquí

El juzgado cautelar tercero en lo penal de Oruro dispuso el arraigo del actual alcalde de la capital orureña, Édgar Bazán, que es acusado  por la presunta comisión de los delitos de legitimación de ganancias ilícitas y enriquecimiento ilícito.

La esposa del Bazán también fue imputada por la comisión del delito de legitimación de ganancias ilícitas y, de acuerdo con la información suministrada por el Ministerio Público, ambos fueron conducidos a la audiencia de medidas cautelares.

Según lo dispuesto por el juzgado, ambos esposos tienen la obligación de presentarse semanalmente al órgano jurisdiccional, no pueden salir del país, están prohibidos de comunicarse con personas determinadas como testigos y presentar una fianza personal de dos garantes por cada uno.

El caso surgió ante el informe de la Unidad de Investigaciones Financieras que encontró indicios sobre la adquisición de bienes inmuebles y vehículos, además de dudosos movimientos en sus cuentas bancarias, desconociéndose el origen de fondos, dijo la Fiscalía.

El informe de las cuentas de los investigados señala que no se registran retiros con los que se pudiesen relacionar en fechas e importes, tampoco hubo desembolsos de créditos.

 “El Ministerio Público fundamentó la imputación y presentó los elementos de convicción en contra del alcalde; sin embargo, el juez le otorgó medidas sustitutivas a la detención preventiva”, explicó el fiscal departamental de Oruro, Franz Ochoa.  

Comentarios