Escucha esta nota aquí

El juez Anticorrupción y de Familia de Sucre, Gary Bracamonte, ordenó la detención domiciliaria para el exmagistrado del TCP, Orlando Ceballos, con la posibilidad de salir a trabajar como abogado libre y la prohibición de acercarse a la víctima y a los testigos.

La audiencia cautelar se extendió por más de cinco horas. El extribuno pretendía suspender la misma porque estaba pendiente la resolución de un recurso de apelación a la decisión del juez que dispuso la prosecución de la investigación penal.

Ceballos, que en los hechos recién dejó el Tribunal Constitucional Plurinacional (TCP) este miércoles, asistió a la audiencia -imputado por el delito de violencia familiar- a denuncia de su esposa, que en marzo reveló que fue agredida por su cónyuge.

La víctima, horas después de la denuncia, decidió retirar la misma porque había llegado a una conciliación con su marido, esa decisión no fue suficiente para cerrar el caso porque la Fiscalía decidió seguir de oficio la investigación porque el imputado era reincidente.

Ceballos fue reemplazado este miércoles por el abogado Paul Franco que asumirá el cargo desde el lunes.