Escucha esta nota aquí

A través de un memorial del 7 de junio, el juez Primero de Setencia Gonzalo Yépez Portugal solicitó a seis medios de comunicación -una radio, un canal y cuatro periódicos- grabaciones y publicaciones de una entrevista a Gabriela Zapata en la que lanza acusaciones en contra del ministro de Obras Públicas, Milton Claros; en la misma nota el juez pide los nombres de los periodistas que elaboraron esa noticia.

Paralelamente la Fiscalía se apresta a recibir las declaraciones de los dirigentes Jaime Navarro y Arturo Murillo, de Unidad Nacional (UN), quienes manifestaron su interés de someterse a la investigación el martes. Esta comparecencia se producirá hoy, en horas de la tarde.
Ambos decidieron no comentar nada más sobre este tema hasta después de su declaración.

“La señora Gabriela Zapata vierte opiniones sin ninguna responsabilidad en contra del ministro de Obras Públicas e inclusive en contra de la totalidad de dicha cartera de Estado afirmando extremos que deben ser probados dentro del marco de la ley”, refiere el memorial firmado por la apoderada de este Ministerio, Kathleen Josette Fernández.

El memorial está dirigido a la periodista Amalia Pando, del programa Cabildeo, en el que se difundió la entrevista; como a Canal 18, que reprodujo la misma; a los periódicos, Página Siete, Los Tiempos, El Diario y EL DEBER, a cuyas redacciones llegó el memorial.

El documento también pide los nombres de los periodistas que participaron de las notas, “para que estos proporcionen las generales (nombres) de las personas de la redacción de dicha noticia en estos medios en fecha 18 de mayo”.

Aunque el fiscal general, Ramiro Guerrero, dijo que no existe ninguna investigación contra los medios de comunicación, admitió sin embargo que existen “pedidos” para que estos proporcionen datos o imágenes sobre algunos hechos para tener certeza.

El miércoles, el vicepresidente del Estado, Álvaro García Linera, señaló que una “mafia mediático-política” forzó el escándalo y dijo que todos serían llevados ante la justicia.

“Puedo asegurar que desde el Ministerio Público no ha salido ni un solo requerimiento para ningún periodista, quisiera saber si alguno de ustedes recibió una citación para declarar, absolutamente no. Si ha salido algún requerimiento para solicitar alguna publicación es en el marco de esta investigación, pero no para que declaren periodistas”, dijo Guerrero.

El debate
En la Asamblea Legislativa se generó un debate sobre el procesamiento a los periodistas que cubrieron este caso. Los legisladores Edgar Montaño y René Joaquino (MAS) sostuvieron que la Ley de Imprenta está vigente y en consecuencia los trabajadores de la prensa y los periodistas deben someterse a la misma, reportó ANF.
El vicepresidente de Diputados, Víctor Borda, piensa lo contrario. “Cada persona debe asumir la responsabilidad de sus actos. Un periodista debe asumir lo que dice, así que creo que debe ser procesado si incurre en la calumnia y la injuria”.

Otros convocados
Guerrero dijo también que serán convocados periodistas de la cadena internacional CNN que supuestamente filmaron al menor que fue presentado como hijo de Evo Morales. Según la Fiscalía, ese día los periodistas de CNN recibieron a la familia y al niño en un hotel de cinco estrellas en la zona Sur de La Paz y donde se realizó supuestamente la nota que al final no fue difundida; aunque señaló que tienen los nombres de los periodistas que participaron de ese encuentro, no reveló de quiénes se trata.

Este medio no pudo ubicar ayer a la corresponsal Gloria Carrasco, para conocer si es que llegaron citaciones a la oficina en La Paz.
Con “algunas actuaciones más”, dijo el fiscal, el Ministerio Público está en condiciones de ir cerrando este caso y presentar la conclusión y dijo que se pudo probar y confirmar que hubo una trata de menor a cambio de dinero y en el que estuvieron involucradas varias personas, como los padres del niño que recibieron promesas de terrenos, bienes y colegiatura para el infante a cambio de suplantar al hijo de Morales.

Orden de captura
La Fiscalía confirmó que se emitirá la solicitud de captura internacional en contra de los abogados William Sánchez Peña, Wálter Zuleta y la dirigente de UN Cinthya Perou de quien se supo que está en Perú, al igual que los dos ex asesores de Zapata.

La Fiscalía también solicitó la declaratoria en rebeldía de los dos abogados para juzgarlos en ausencia. El abogado de ambos, Raúl Salas, negó que se hubiera convocado a declarar a sus clientes y dijo que impugnarán cualquier declaratoria en ese sentido.

Las actuaciones
Para hoy se tiene previsto recibir las declaraciones de los dos dirigentes de UN en la Fiscalía Guerrero aclaró que tanto Murillo como Navarro vienen en calidad de testigos dentro esta investigación. A esa misma hora, en el juzgado Segundo Anticorrupción debe abrirse la caja fuerte de Gabriela Zapata, audiencia a la que la acusada acudirá