Escucha esta nota aquí

46 años después de que la homosexualidad deje de ser considerado un trastorno psiquiátrico, el debate vuelve a Bolivia a raíz de las declaraciones de un candidato a la Presidencia.

Chi Hyun Chung, candidato del Partido Demócrata Cristiano (PDC), planteó que las personas Lgtbi (Lesbianas, Gay, Transgéneros, Bisexuales e Intersexuales) deben recibir un tratamiento psiquiátrico para tratar lo que considera producto de un trauma de la infancia.

Tal declaración fue repudiada en redes sociales y miembros de esta comunidad dijeron haberse sentido agredidos, explicaron que ese pensamiento 'retrógrada' fue refutado varias décadas atrás.

Fue precisamente en 1973 que la Asociación Americana de Psiquiatría (APA) retiró a la homosexualidad de su manual de enfermedades psiquiátricas, lo que se transformó en un hito en la valoración de los derechos sexuales de esta colectividad. Robert Spitzer (fallecido en 2015) fue el pionero de esta nueva mirada científica.

Hasta ese año, la homosexualidad fue considerada una "perturbación sociopática de la personalidad", reseña una publicación de la BBC que recuerda el trabajo de Spitzer.

Este psiquiatra tuvo entre sus logros el poder clasificar empíricamente las enfermedades mentales jugando un rol fundamental en el desarrollo del 'Manual diagnóstico y estadístico de enfermedades mentales' (DSM, según sus siglas en inglés).

Tras su investigación, se determinó que la homosexualidad no era una enfermedad, mientras que las personas se sientan cómodos con su sexualidad. "Un trastorno médico debe estar asociado a angustia subjetiva, sufrimiento o discapacidad de la función social", le dijo Spitzer al Washington Post.

En 1973 Spitzer logró un acuerdo mediante el cual el diagnóstico fue reemplazado por "perturbación de orientación sexual," para describir a las personas cuya orientación sexual les causaba angustia.

Jack Drescher, un psicoanalista gay asegura que dejar de considerar la homosexualidad como una enfermedad ha sido el mayor avance en la defensa de los derechos de los homosexuales. "El hecho de que hoy se permita el matrimonio gay se lo debemos en parte a Bob Spitzer", le dijo al New York Times.

Imagen de Robert Spitzer

Comentarios