Escucha esta nota aquí

El órgano de las Naciones Unidas Para la Prevención de la Tortura, que visitó 23 recintos de reclusión en Bolivia, urgió al Gobierno boliviano a convertir en “completamente independiente” el órgano que monitorea esos centros.

El subcomité de Naciones Unidas para la Prevención de la Tortura dijo en un comunicado que la petición fue planteada a las autoridades bolivianas al final de la reciente y segunda visita realizada al país, que duró nueve días

La delegación de Naciones Unidas se reunió y condujo visitas conjuntas a las cárceles con representantes del Servicio para la Prevención de la Tortura (Sepret), una institución dependiente del Ministerio de Justicia encargada de realizar el monitoreo de los centros penitenciarios.

El defensor del Pueblo, David Tezanos Pinto, también expresó, recientemente, su preocupación por la situación carcelaria del país. Además, cuestionó que los jueces dicten detención en la mayoría de los casos que atienden, aumentando el hacinamiento. /EFE 

Comentarios