Escucha esta nota aquí

La Paz va hoy al paro cívico con bloqueos en 57 puntos de la ciu­dad, que abarcan a siete zonas de la sede de Gobierno, y radicaliza su demanda, ahora no se conforma con la segunda vuelta, exige la anulación de las elecciones generales por el fraude y también se pone como objetivo ampliar el alcance de la movilización que ya se mostró fuerte en la zona Sur, Sopocachi, Miraflores y parte del centro de la ciudad, y buscará pro­yectarse a las laderas. Por su lado, el MAS cambió el lugar de festejos de Evo Morales, fue trasladado de la zona Sur de La Paz a El Alto.

El Comité Nacional de Defen­sa de la Democracia (Conade), que echó gasolina a la protesta, y, en un comunicado, anunció “la madre de todas las batallas”.

Convocó al pueblo movilizado “a defender la democracia mediante la desobediencia civil encarnada en el paro nacional indefinido, con bloqueo de calles, el inicio del bloqueo de caminos, movilizacio­nes y marchas, plantones, concen­traciones, cabildos, cacerolazos y otras medidas que deberán ser fortalecidas desde este lunes”, dice el comunicado que además sentencia que “dada la realidad del fraude electoral el Conade exi­ge la anulación de las elecciones, nuevo Tribunal Electoral.

Carlos Mesa, candidato a la pre­sidencia por Comunidad Ciuda­dana se dirigió ayer a La Paz, y dijo que su protesta tiene “la decisión de llevar nuestra lucha de manera pacífica y democrática, pero con­tundente y clara”.

Además, agregó que “no podemos aceptar que el autoritarismo, transformado ca­da vez más en una dictadura, nos robe la voluntad popular”.

El ministro de Gobierno, Carlos Romero, reconoció ayer que los bloqueos que arrancaron la an­terior semana, han sido urbanos, pero al mismo tiempo los minimi­zó al indicar que se los levantaron en sectores muy específicos de las ciudades, “del primer al cuarto anillo en Santa Cruz”, “en la zona Sur de La Paz” o “en la zona norte de Cochabamba”.

Sucre, Tarija, Oruro realizaron, según la autoridad bloqueos es­porádicos, pero más marchas y movilizaciones en las regiones.

El alcalde de La Paz había solici­tado que el Gobierno desistiera de un festejo del triunfo que se iba a realizar este lunes, de forma para­lela a los bloqueos en inmediacio­nes del complejo ferial de Següen­coma, cerca a Obrajes, zona sur de La Paz. Revilla manifestó que eso podría generar enfrentamientos y mucha violencia.

Ante la consulta de EL DEBER, Romero respondió que “la con­centración del MAS está progra­mada para mañana, pero también hay una concentración de la gente movilizada en la Costanera, zona Sur, así lo mencionaba el alcalde Revilla. Entonces, vamos a tomar los recaudos correspondientes para que ambos actos se desarro­llen en escenarios diferentes y no tengan posibilidades de confron­tarse entre sí”. De esta forma, se confirmó que la movilización del oficialismo se realizará en El Alto. Mientras tanto, los bloqueos comenzarán a la medianoche de hoy, y se prolongarán hasta las 16:00.

El exdefensor del pueblo, Rolando Villena, dijo que luego, la gente se concentrará en dos pun­tos, La Costanera y San Francis­co, para llevar dos cabildos “que tendrán el mismo espíritu.

Todas nuestras movilizaciones están en absoluta coordinación”, aseveró.