Escucha esta nota aquí

Tensión en Curitiba antes de que el expresidente Lula da Silva se presente a declarar ante el juez Sergio Moro, que pidió calma, mientras miles de "lulistas" prometieron invadir esa ciudad del sur del país.

Moro, a cargo de la causa Lava Jato, iniciaba hoy las audiencias en una de las causas que tiene a Lula como procesado por el presunto cobro de coimas con las que empresas privadas retribuyeron la obtención de millonarios contratos en Petrobras.

Este lunes Moro indagaba en la 13a. sala de la Justicia Federal de Curitiba al ingeniero Marcos Berti, vinculado a la empresa Toyo Setal.

El popular juez anticorrupción Moro grabó un video divulgado este fin de semana en el que pidió a sus seguidores que no realicen manifestaciones contra Lula, cuya indagación ocurrirá el próximo miércoles.

Curitiba amaneció hoy con grandes outdoors en las principales avenidas donde el exmandatario fue retratado detrás de las rejas y con ropas de presidiario.

Por su parte Lula afirmó, al hablar en el congreso del Partido de los Trabajadores, que aguarda con expectativa el momento de enfrentar a Moro para demostrar su inocencia.

En ese congreso, celebrado el viernes en San Pablo, los dirigentes del PT prometieron "invadir" Curitiba con miles de militantes.

La revista Veja de este fin de semana trató al encuentro entre Moro y Lula como si fuera una velada de lucha libre, en la que los dos eventuales contendientes aparecieron mirándose fijamente antes del duelo.

Y en el semanario Isto el juez y el exmandatario aparecen en su portada retratados como dos boxeadores en el medio del ring junto al título "ajuste de cuentas". (ANSA).

Tags

Comentarios