Escucha esta nota aquí

Desde las 08.00 el abogado Eduardo León se encuentra en el hospital de Clínicas en la zona de Miraflores, aquejado por una severa gastritis que fue diagnosticada por los médicos forenses que lo revisaron el fin de semana, el informe fue difundido por la familia.

En esas condiciones, el que fuera defensor de Gabriela Zapata aguarda la audiencia de medidas cautelares que debe realizarse hoy y se prevé su realización en el propio nosocomio; esa comparecencia definirá el futuro del profesional.

Conoce más: Gobierno quita el título a León y él inicia una huelga

Sus abogados consideran que la “suerte está echada” porque creen que será detenido preventivamente, pese a que existe otra orden judicial dentro del otro proceso que se le sigue que manda que cumpla una detención domiciliaria. 

La falta de custodios evitó su liberación y ayer, la Fiscalía emitió una resolución de aprehensión por cuatro delitos, falsedad material, falsedad ideológica, uso de instrumento falsificado y conducta antieconómica, por supuestamente presentar una libreta de servicio militar adulterada.

Lea también: León se desvanece y piden atención para su salud

El prolongado encierro y la falta de resolución jurídica de su caso deterioraron su salud. Desde la semana pasada su defensa solicitó una valoración médica para trasladarlo a un centro médico; ayer hubo una valoración y esta mañana se autorizó su traslado.

Antes de declarar en la víspera, se desvaneció en juzgados. Su familia advierte que el Gobierno es responsable por la vida de León, quien todavía se considera un "preso político". En la víspera se declaró en huelga de hambre.