Escucha esta nota aquí

El representante de la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (Unodc, por sus siglas en inglés), Thierry Rostan esperó, junto con otros diplomáticos llegar hasta la población de La Asunta, en Yungas de La Paz, donde está comenzando el nuevo modelo de desarrollo alternativo para la zona. Accedió a hablar de los problemas de Adepcoca, las divisiones internas; los peces gordos del narcotráfico y la política en tiempos de campaña.

¿Cómo ve la Unodc la apertura de otros mercados de la coca en La Paz?

Realmente vemos este conflicto que es repetitivo, cada año es lo mismo. Empieza la erradicación, entonces empiezan las protestas, las marchas, los bloqueos y ahora esta cuestión del nuevo mercado que se abre; realmente creo que es tiempo de sentarse a dialogar; nosotros pensamos que, justamente, es lo que estamos haciendo en La Asunta tratando de diversificar la economía local, sabemos que en el municipio de La Asunta todo es monocultivo de coca. Entonces las familias cuya coca ha sido erradicada empiezan un juego del gato y el ratón porque erradican y vuelven a sembrar enseguida, entonces es un problema más de fondo. Las familias tienen que trabajar dentro de la agropecuaria.

¿Hay un conflicto político con la aparición de dos federaciones de cocaleros?

Es que justamente es la situación triste que acabo de comentar cada año se repite la misma historia, entonces puede haber una federación o tres, pero el problema va a seguir igual. Realmente la única forma de solucionar todo es el diálogo, encontrar alternativas socio económicas y productivas, hay que desarrollar este campo con una variedad de productos con cantidad, calidad y con continuidad, tener las organizaciones campesinas bien conformadas a las que justamente se pueda ofrecer otras opciones, no todo tiene que ser el tema de la coca.

¿Se corre el riesgo de que en Yungas se repita la historia del trópico de Cochabamba?

De mi propia experiencia, vi el año pasado el conflicto que hubo, también de todos estos meses. Qué pasa, hay un conflicto y arrancan las protestas, las marchas, los bloqueos; entonces, quiénes son los más perjudicados, la gente que vive en La Paz o los que viven en Yungas. Creo que hay que repensar un poco toda esta estrategia y esto pasa por un poco más de diálogo y un poco más de planes de desarrollo.

¿Hay preocupación por la aparición de peces gordos del narcotráfico?

El narcotráfico está desde hace muchos años, lo que vemos en este momento es que hay mejor control de las autoridades, se ven impactantes, entonces, obviamente que hay gente que se aprovechaba, primero, de la superficie del territorio, de la topografía boliviana para hacer sus negocios ilegales, ahora lo que podemos observar es que las autoridades han sido dotadas, equipadas, capacitadas, hay una voluntad de luchar contra los narcotraficantes y ahí logran capturar a ‘peces gordos’. No es que el narcotráfico se haya disparado, siempre ha existido, pero ahora los métodos de control están funcionando.

¿Y los políticos que deciden incluir el tema del narcotráfico en sus campañas?

Eso, lamentablemente, es el juego de los políticos que han decidido atacarse sobre temas que no deberían ser, están buscando el detalle o el punto débil para tratar de marcar un punto. Pensamos que lo más importante es el proyecto de fondo. Los políticos deben pensar cuál es el plan de desarrollo para el país y no quedarse en ataques que son casi personalizados, eso no va a llegar a ninguna parte.

¿Esta estrategia hace daño a la clase política?

Es que el tema hace parte del plan de desarrollo del país porque tienen que decir cómo van a luchar contra el narcotráfico, pero cuando se personaliza hacia el patrimonio de uno, del otro, se pierde. De pronto en el Estado se necesitan hechos ciertos, no palabras.

¿Afecta al Gobierno que se publicaran fotos de las autoridades con personas ligadas al narcotráfico?

Pues sí, eso es lamentable, que algunas personas hayan sido involucradas con el narcotráfico; en efecto, para mí es una mala noticia porque es mala presentación para el país, pero es buena noticia, porque otra vez, este Gobierno está haciendo su trabajo, está controlando y está luchando contra el narcotráfico. Hoy hay otras cosas, se puede encontrar gente corrupta, encontrar redes, gente que trafica con drogas, con personas, armas, se puede encontrar contrabandistas, obviamente el Gobierno está demostrando que ha tomado cartas sobre el asunto.

Tags

Comentarios