Escucha esta nota aquí

El 12 de abril fue la última vez que se reunieron Carlos Mesa, Jorge Quiroga, Víctor Hugo Cárdenas, Rubén Costas, Samuel Doria Medina y Luis Revilla. El alcalde de la ciudad de La Paz conversó el viernes con EL DEBER sobre lo que sucedió a partir de ese momento y de sus proyecciones políticas.


_ La reunión de los seis líderes políticos fue sorpresiva, pero parece que fue algo que se gestó con base en las estructuras partidarias, ¿eso fue así?
No, son cuestiones menos elaboradas de lo que parece. Ha habido una preocupación de los líderes políticos, de los expresidentes, por la justicia, por la manera en la que está siendo utilizada con finalidades políticas. No nos olvidemos que estábamos en puertas de la definición sobre los procedimientos para las elecciones judiciales, así que el pronunciamiento, tal como está escrito, está referido un 99% al tema de la justicia, porque esa era, es y sigue siendo nuestra preocupación.
 

_ ¿Tienen contacto frecuente?
No nos hemos vuelto a reunir los seis. Si eventualmente hacia adelante hay la necesidad de un nuevo pronunciamiento sobre la justicia o sobre otra cosa, pues seguramente nos juntaremos.
 

_ Fijó una postura frente a las elecciones judiciales, ¿apoyará el voto nulo?
Haremos un seguimiento al trabajo que desarrollen las universidades, si hay un pequeño margen de confiabilidad en el proceso que se está llevando adelante en la Asamblea Legislativa, está basado en el trabajo de las universidades. El avance de ese trabajo nos dirá si el proceso está bien encaminado, pero no es bueno adelantarse. Creemos que ahí hay un pequeño resquicio de que gracias a las universidades pueda hacerse un trabajo más responsable e imparcial del que se hizo en las anteriores elecciones judiciales.
 

_ ¿SOL.Bo tiene la musculatura para ser una agrupación política nacional?
Estamos trabajando mucho en eso. Ya tenemos grupos y compañeros organizados en prácticamente las nueve ciudades capitales y El Alto, además de algunas ciudades intermedias. Estamos con la perspectiva de constituir un proyecto político alternativo de carácter nacional, cuánto tiempo nos tomará eso, no lo sabemos; pero estamos convencidos de que construir una fuerza política nacional es algo muy difícil, es una tarea muy compleja, puede tomarnos tres años, puede tomarnos 10 también, no lo sé. 
 

_ ¿Se habló con Costas sobre algún acuerdo político?
No, en absoluto. La firma de un acuerdo para la atención de personas con cáncer en Santa Cruz es un tema institucional, con base en la amistad, pero en la necesidad que tiene la ciudadanía. No se olvide que con motivo de las elecciones de 2014 fuimos en perspectivas distintas a los Demócratas, así que no, el tema electoral no es parte de nuestras conversaciones con Rubén. 
 

_ ¿Alguna vez pensó en el binomio Costas-Revilla?
No, no estamos en esa tarea. Estamos llevando la construcción de una alternativa política nacional, tenemos compañeros en Santa Cruz. Lo que venga hacia adelante y lo que se haga hacia adelante es futurología. En nuestro caso mucho dependerá de lo que tú decías, lo que logremos en términos de musculatura de cara a los próximos eventos electorales. ¿Estaremos listos como nueva alternativa política para 2020? No lo sé, por ahí más adelante. Queremos una alternativa política seria, sin ‘juntuchas’, sin recoger lo que resta, seriamente, como lo estamos haciendo, formando cuadros, hablando mucho, debatiendo mucho, eso es difícil y no sabemos cuánto tiempo nos va a tomar. 

Comentarios