Escucha esta nota aquí

Sufrió un pre infarto. Neiza Montaño, madre de Gabriela Zapata, sufrió un problema cardiaco, debido a la delicada situación que afronta la familia, de acuerdo a la versión de Paola, hermana de la empresaria, que habló con EL DEBER.

“Mi mamá está muy delicada, ha tenido un "preinfarto" y esta familia ha estado muy abocada a su madre, por eso no hemos tenido un contacto con ella (mi hermana)”, informó la exdiputada de oposición en un contacto telefónico.

Conoce más: León ve negociado de Zapata con Gobierno

Además señaló que están a la espera de una determinación judicial que les permita tener la custodia de la hija de la empresaria y exnovia de Evo Morales, que permanece en La Paz y que quieren sea trasladada a Cochabamba, donde viven.

Mi madre ha presentado una solicitud de tutela de la niña, ese es un tema bastante prioritario para nosotros porque no puede seguir sola en La Paz (...) En febrero surgió la idea de hacernos cargo de la hija de mi hermana y hasta ahora la justicia no ha decretado nada respecto al tema, pero estamos a la espera”, precisó Zapata.

Lea también: Agudo control para ver a la exnovia de Evo Morales

Comunicó que sus padres se trasladaron a La Paz hace un par de semanas, pero no pudieron ver a Gabriela. Ahora su mamá tiene prohibido viajar a la sede de Gobierno por su condición médica, pero verán la forma de comunicarse.

Sobre el hijo que tuvo con el presidente, ratificó que no conoció al menor, señalando que "he dicho la verdad y esta familia siempre ha dicho la verdad, nosotros no hemos visto al niño, lamentablemente ella se ha ido muy joven de casa, pero eso no implica que la dejemos de querer y veamos por ella".