Escucha esta nota aquí

El presidente de la Cámara de Diputados, Freddy Mamani, niega la división al interior de las filas del Movimiento Al Socialismo (MAS) y prefiere referirse a diferencias debido al cambio generacional en la agrupación azul.

"Borremos de la mente del pueblo boliviano, no hay división en el MAS", expresa de forma contundente Mamani, pese a que durante las últimas semanas se ha enfatizado sobre la existencia de tres grupos que pugnan por más espacios de poder.

Para Mamani, "sí hay diferencias internas" que han provocado tensiones entre los frentes. 

El apoyo y respaldo al expresidente Evo Morales constituye un primer grupo. En las últimas semanas ha manifestado su pedido para el cambio de ministros con propuestas de hombres cercanos al exmandatario. El Pacto de Unidad, principal respaldo de Morales, se reunió con el presidente Luis Arce días antes del aniversario del Estado Plurinacional.

En torno al vicepresidente David Choquehuanca se constituye un segundo grupo integrado por la corriente indigenista del altiplano paceño y el respaldo de los interculturales en el oriente boliviano. 

El tercer grupo responde a la corriente liderada por Luis Arce e incluye a un grupo de ministros jóvenes pero leales al presidente. El equipo económico del gabinete ministerial está constituido por una parte importante de esta facción.

Mamani minimiza las fricciones que se evidencian en acusaciones y declaraciones. "El hijo menor no coincide con la idea del hijo mayor porque no han nacido en el mismo tiempo", ejemplifica para explicar las diferencias que saltan a la palestra pública.

El titular de la Cámara de Diputados insiste en la necesidad de promover la unidad dentro del partido. "No podemos incorporar la idea de división", replica.

La intervención de Mamani sale al paso ante la advertencia lanzada por el ex director nacional de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Narcotráfico (Felcn), Maximiliano Dávila, que revelaría un intento del ministro de Gobierno, Eduardo del Castillo, para incriminar a Morales en la red de tráfico de drogas.

Niega que "las capturas tengan que ver para incriminar a un líder histórico" y reafirma la postura del MAS en perseguir el delito "caiga quien caiga".

Para Mamani, la trayectoria del MAS es clara en este aspecto y "no vamos a encubrir ningún delito de ningún compañero por más masista que sea", complementa.

Comentarios