Escucha esta nota aquí


La activista del movimiento de los Pititas, y exconductora de Tv, Melisa Ibarra, será la primera dirigenta que será juzgada por la vía penal por el presunto golpe de 2019, que tiene como parte acusadora a la exdiputada del MAS, Lidia Paty.

Patty presentó la denuncia en contra de la expresidenta Jeanine Áñez, varios exministros en el caso presunto golpe de Estado y este lunes ampliará su denuncia en contra de la activista y expresentadora de televisión Melisa Ibarra por los delitos de sedición, conspiración y terrorismo, informó el portal de noticias Innovapress.

“Hemos visto en videos que estaba financiando, por eso he ampliado mi declaración, ahora sí, como ella me dice que muestre el documento, aquí está la imputación de Lidia Patty y el lunes voy a estar presentando la ampliación para ella (Melisa Ibarra) y otras personas más”, afirmó la exlegisladora.

De hecho, durante las protestas previas a la renuncia del presidente Evo Morales, en la convulsión de octubre de 2019, la activista apareció en sus redes sociales y expresó abiertamente su oposición al MAS.

Por ejemplo, ella transmitió los acontecimientos desde el aeropuerto de El Alto, cuando el entonces cívico cruceño Luis Fernando Camacho llegó a La Paz, para “pedirle la renuncia a Morales”. Horas más tarde, en un dramático relato en vivo, denunció que su hijo fue agredido y mostró imágenes del joven en una sala de emergencias

Hasta el momento, el MAS no había promovido procesos en contra de personas civiles, que no fueran parte del gobierno de Jeanine Áñez, de las Fuerzas Armadas o de la Policía.

La exparlamentaria fue denunciada por la activista Ibarra de ser la impulsora de una supuesta acusación política en su contra a través de la investigación del denominado caso “golpe de Estado”.

“La voy a hacer citar para que venga a declarar y si no viene le sacamos una imputación porque ella es la que me está inmiscuyendo, yo no pensaba siquiera”, declaró Patty al portal.


La activista Ibarra salió a dar su versión de los hechos, en el caso de supuesto encubrimiento, ejercicio indebido de la profesión y asociación delictuosa, por el cual tiene una orden de aprehensión en su contra.

A través de las redes sociales, señaló que el Ministerio Público tiene lista una imputación en su contra que le suma al proceso. 

“Todo lo que se transmite por redes sociales, el escándalo mediático, el show mediático que monta el Movimiento Al Socialismo es absolutamente falso ‘de pe a pa’, de principio a fin. Me quieren involucrar forzosamente en algo que no hice, que no cometí”, afirmó la activista Ibarra en su cuenta de Facebook.

Ibarra es acusada de la supuesta comisión de los delitos de encubrimiento, ejercicio indebido de la profesión y asociación delictuosa porque presuntamente su vehículo fue usado en 2020 por personas que, de manera irregular, según la denuncia, usaban uniformes del Grupo de Apoyo Civil a la Policía (Gacip) para extorsionar a transeúntes durante la cuarentena rígida. Se conoce que Ibarra ya se encuentra fuera del país, y que salió a Perú.

Comentarios