Escucha esta nota aquí

El candidato a la presidencia por Comunidad Ciudadana (CC), Carlos Mesa, criticó a la justicia ordinaria en Bolivia por lo que considera una persecución judicial en contra del gobernador de Tarija, Adrián Oliva, que fue arraigado por el caso de compra de cemento asfáltico para el tramo vial Santa Ana-Yesera.

"En estos días el gobernador de Tarija está siendo acusado de manera absolutamente injusta y es víctima de una persecución judicial que no podemos aceptar. No podemos aceptar una justicia, que además de corrupta y ser militante en el gobierno del MAS, lo que hace es perseguir a los compatriotas que no piensan como ellos", expresó Mesa que tiene a Oliva, como un aliado político de cara a las elecciones del 20 de octubre.

El candidato por CC se encuentra por el Chaco tarijeño cómo parte de su campaña y habló desde orillas del río Pilcomayo, donde se reunió con el pueblo guaraní. A su criterio, cuando uno cree en la democracia tiene que respetar a los demás

Asimismo, Mesa cuestionó la gestión del exgobernador interino, Lino Condori, del MAS, que ocupó ese cargo tras la suspensión del electo gobernador Mario Cossio a finales del 2010.

Compra de cemento asfáltico

El Juzgado Segundo de Instrucción Cautelar de Tarija dictó el jueves arraigo y otras medidas sustitutivas en contra del gobernador tarijeño. El Ministerio Público ve que se produjo un daño económico de Bs 700.000 por la compra de cemento asfáltico para la construcción del tramo carretero Santa Ana-Yesera. Oliva, fue cautelado por los delitos de contratos lesivos al Estado.

Comentarios