Escucha esta nota aquí

Las agrupaciones políticas Comunidad Ciudadana (CC) y Bolivia Dice No instaron este domingo a investigar el presunto financiamiento internacional que habría recibido el partido de gobierno Movimiento Al Socialismo (MAS), producto de los millonarios pagos que Odebrecht hizo como soborno al Partido de los Trabajadores (PT).

"Exministro de @LulaOficial, revela que dinero de #Odebrecht financió campaña del #MAS en Bolivia. Si el gobierno no inicia de inmediato una investigación, evidenciará que está involucrado con #LavaJato y su gigantesco aparato de coimas y corrupción", afirmó el candidato presidencial de CC, Carlos Mesa, en su cuenta de Twitter.

 Por su parte, el senador opositor y candidato de Bolivia dice No, Óscar Ortiz, dijo que tanto la Fiscalía General del estado (FGE) como el Tribunal Supremo Electoral (TSE) deben investigar de oficio esta afirmación.

"¿Qué harán el @TSEBolivia y la @FGE_Bolivia frente a esta información? Deben investigar de oficio. La @FGE_Bolivia debe suscribir YA un acuerdo de cooperación con el Ministerio Público del Brasil para investigar el Caso Lava Jato", aseguró Ortiz, en su cuenta de Twitter.

La declaración la hicieron a partir de que se conociera que Antonio Palocci, el exministro de Luiz Inácio Lula da Silva, develó que el expresidente brasileño desvió parte de los más de $us 10 millones, que Odebrecht le habría pagado al PT, para las campañas políticas en Bolivia y Perú, según reveló la revista Veja.

Palocci -ministro de Hacienda de Lula da Silva entre 2003 y 2006, y jefe de Gabinete de Dilma Rousseff entre enero y junio de 2011-declaró la semana pasada ante la Comisión Parlamentaria de Investigación (CPI) de Brasil sobre las irregularidades en el manejo del Banco Nacional de Desarrollo Económico y Social (BNDES), durante la gestión del Partido de los Trabajadores (PT).

En su declaratoria detalló las millonarias coimas que Odebrecht le pagó al PT por el apoyo financiero que le ofreció para realizar obras en Angola. Créditos que por el riesgo de la operación no podrían haber superado los $us 150 millones, pero terminaron siendo de más de $us 250 millones y en reiteradas ocasiones. Todo por una "decisión política".

En esta sesión, además, el exministro develó que Lula intervino personalmente para desviar parte de los más de los $us 10 millones para beneficiar a las campañas políticas en Perú y Bolivia.

Lula fue presidente de Brasil de 20103 a 2010 y en ese tiempo fue aliado del presidente Evo Morales. Actualmente cumple una condena de ocho años de prisión por el caso Lava Jato.
 

Comentarios