Escucha esta nota aquí

El ministro de Salud, Jeyson Auza, agradece la labor protagónica del personal de salud que está haciendo frente a la pandemia. Tras la reunión sostenida anoche con los representantes de los diversos colegios de médicos del país, reconoce que se lograron acuerdos para la contratación de más personal que refuerce la atención en el sistema de salud.

El recientemente posesionado ministro, también se refirió a la estrategia propuesta por el Gobierno que prioriza la detección precoz como forma de contener la cadena de contagios, al menos hasta la llegada de las vacunas. Auza participó en el programa ¡Qué semana! que se emite cada sábado por EL DEBER Radio y considera que la lucha contra el Covid-19 implica la responsabilidad de los ciudadanos e instituciones.

Respecto a la labor que desempeñan los médicos, enfermeras y demás personal sanitario, el ministro reconoció su papel protagónico y los emplazó a continuar con sus servicios. “Nuestra patria necesita de su compromiso”, apuntó la autoridad en un llamado ante la difícil situación que se vive en el sistema sanitario.

La autoridad celebró el acuerdo alcanzado con los colegios médicos del país que permiten la contratación “de 700 funcionarios de la salud, los cuales van a fortalecer la lucha contra el Covid. De esta manera, se refuerza la atención sanitaria en los hospitales cruceños con personal especializado en terapias intensivas".

El ministro recuerda que estas acciones deben ir acompañadas por la contraparte municipal y departamental.  Destacó que durante los últimos días se logró asignar 139 contratos para que funcione el hospital de Montero.

Aprender a convivir con el virus

Desde el Gobierno no se contempla una cuarentena rígida por las consecuencias que puede provocar en una economía dañada. El ministro manifiesta que se requiere el concurso de todos para evitar un escenario que derive en dicha medida.

“La situación es tan cambiante y dinámica que no se puede cerrar una posibilidad”, indica Jeyson Auza antes de rechazar la medida de cuarentena rígida. Eso sí, debería ser la última de las opciones en caso que no se logre contener los contagios.

Antes de eso, propone que “tenemos que aprender a convivir con el virus y diagnosticarlo tempranamente para romper la cadena epidemiológica”. Solo con el comportamiento responsable de la población, al menos hasta la llegada de las vacunas, se podrá frenar la escalada de contagios. “De nosotros depende que no nos veamos obligados a asumir médicas drásticas”, agrega el ministro.

El camino sugerido por el titular de salud contempla el “diagnóstico oportuno para poder actuar en etapas tempranas” para evitar que las personas “sigan diseminando la enfermedad y requieran ingresar a terapia intensiva”.

También contempló el uso de las plantas medicinales que “han demostrado la eficiencia de la medicina tradicional“. Auza plantea revalorizar la misma ya que ante la ausencia del Estado “ha respondido a las necesidades de la población”

Las vacunas suponen la solución estructural

La llegada de las primeras vacunas que se espera para la semana que viene supone la consolidación de “la solución estructural al problema del Covid” en el país, señala Auza.

Recuerda que “gracias a las gestiones del Gobierno” se han garantizado más de 15 millones de dosis. En concreto, detalla que se han comprado 5,2 millones de la vacuna Sputnik V y otros 5 millones al laboratorio Astra Zeneca. A estas se agregarían las aproximadamente 5,1 millones que se podrían recibir por el mecanismo Covax, aunque la política de dicho mecanismo solo garantiza la dotación de vacunas para el 20% de la población vacunable.

Comentarios